El PP pide una ordenanza municipal consensuada para fomentar la convivencia en Palma

 

El PP pide una ordenanza municipal consensuada para fomentar la convivencia en Palma

Marga Durán y Javier Bonet en Playa de Palma
PP
Publicado 12/07/2017 15:19:56CET

PALMA DE MALLORCA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del grupo municipal popular, Margalida Durán, ha defendido este miércoles consensuar una ordenanza para mejorar la convivencia en Palma, una propuesta que el PP defenderá en el próximo pleno del mes de julio.

Acompañada del regidor Javier Bonet, Durán ha visitado Playa de Palma para presentar esta propuesta, cuyo objetivo principal es "preservar el espacio público como un lugar de convivencia y civismo, en el cual todos los ciudadanos puedan vivir en libertad, pero garantizando el respeto a la dignidad y a los derechos de las otras personas".

El PP propone regular de manera consensuada una serie de infracciones como el trile, servicios sexuales, venta ambulante ilegal, botellón, acampar o dormir en la calle, servicios no autorizados como tarot, videncia, masajes, tatuajes, aparcacoches entre otros; pintadas y grafitos o patines y monopatines que puedan afectar a la convivencia.

Según la regidora, Palma necesita "de forma urgente" de una ordenanza que "ayude a combatir el incivismo" y "otorgue al Ayuntamiento las herramientas necesarias para defender los derechos y libertades de los ciudadanos sobre una base legal".

En este sentido, ha recordado que actualmente ni la Policía Local, ni el área de Gobierno Interior "disponen de herramientas útiles que garanticen una convivencia en armonía".

"La propuesta que hoy presentamos pretende ser una herramienta eficaz para hacer frente a las nuevas situaciones y circunstancias que puedan afectar al mantenimiento del espacio público y a la convivencia de los palmesanos", ha defendido la portavoz.

De este modo, el PP busca "reconocer el derecho de todos los ciudadanos de comportarse libremente en la vía pública y garantizar la asunción de unos determinados deberes de convivencia y de respeto a los derechos del resto de ciudadanos".

La portavoz ha explicado que para que exista una "mejora real" es necesario que el Ayuntamiento de Palma "deje de mirar hacia otro lado e implante las medidas necesarias para regular las prácticas ilegales y promover los valores de convivencia, civismo y respeto".

Además, ha recordado que se han aprobado las ordenanzas de Llucmajor y Calvià, municipios limítrofes, por lo que ha alertado del riesgo "de que se produzca un efecto llamada hacia Palma de actividades ilegales".

Finalmente, la portavoz popular ha recordado al equipo de gobierno que "las ordenanzas municipales vigentes están para cumplirse", ya que, según Durán "de ser así muchas de las situaciones que a día de hoy se están produciendo, como la proliferación de la venta ambulante, no se hubieran dado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies