El PP vota en contra del Proyecto de Ley de Vivienda del Pacte por considerarlo una política "sectaria y de imposición"

Sandra Fernández del PP
PP
Publicado 27/05/2018 15:26:50CET

PALMA DE MALLORCA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La diputada del Grupo Parlamentario Popular, Sandra Fernández, ha aclarado este domingo que el voto en contra de los 'populares' a la Ley de Vivienda no significa que sean "insensibles a la problemática de acceso a la vivienda", sino que rechazan lo que, a su juicio, son "políticas intervencionistas, sectarias y de imposición hacia los ciudadanos".

Según ha informado el partido en un comunicado, el Pleno del Parlament debate el próximo martes el Proyecto de Ley de Vivienda del Pacte y el Grupo Parlamentario Popular votará en contra.

De este modo, la formación ha presentado su propia Proposición No de Ley (PNL) pidiendo que se elabore un Plan Integral de Vivienda con la colaboración del resto de administraciones y agentes sociales y que este incluya un programa de incentivos fiscales para favorecer la puesta en el mercado de alquileres de larga estancia.

"Cabe recordar que el precio del alquiler en Baleares ha aumentado un 40 por ciento desde 2015 y ya se sitúa en 1.080 euros al mes por una vivienda de 90 m2. El precio medio de la vivienda usada en Baleares está un 33'1 pro ciento por encima de la media española y pese a todo, el Govern del Pacte no ha hecho prácticamente nada en materia de vivienda, todo son compromisos a futuro", señala la nota.

Por ello, los 'populares' han propuesto "un programa de incentivos fiscales destinados a fomentar el alquiler del parque privado de vivienda, la rehabilización de viviendas para ser alquiladas, la promoción privada de viviendas protegidas y las mejoras que comporten el ahorro y la eficiencia energética", entre otros.

Para finalizar, la diputada popular ha asegurado creer que "han introducido mucha filosofía y paja para contentar a sus socios de Podemos" y ha añadido que "engañan al ciudadano con lo que ellos llaman el 'derecho a la vivienda a los colectivos más vulnerables' cuando no se garantiza ningún derecho".

Contador