Los precios sube una décimas en junio en Baleares y la tasa interanual se sitúa en el 2%

Actualizado 13/07/2012 11:28:24 CET

PALMA DE MALLORCA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha aumentado en Baleares un 0,1% durante el pasado mes de junio con respecto al mes anterior, de forma que la tasa interanual se situó en el 2%, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística.

Con este aumento, en lo que va de año, la inflación acumulada ha aumentado un 1,1% en las islas.

Mientras, a nivel nacional el IPC bajó décimas en junio en relación al mes anterior por efecto, entre otras cosas, del abaratamiento de las gasolinas y de los recortes previos a las rebajas de verano en vestido y calzado, y situó su tasa interanual en el 1,9%, la misma tasa que en mayo.

Este descenso mensual de los precios registrado en junio es el segundo consecutivo tras el de mayo, cuando los precios bajaron una décima, en contrasta con la fuerte subida que experimentó el IPC mensual en abril, del 1,4%, su mayor repunte en cinco años.

Por su parte, la tasa interanual se mantuvo en junio sin cambios, tras registrarse alzas de precios en los grupos de bebidas alcohólicas y tabaco y de alimentos y descensos en el transporte (por las gasolinas) y en otros bienes y servicios.

En concreto, el transporte recortó más de un punto su tasa anual en junio, hasta el 2,9%, su nivel más bajo desde noviembre de 2009, gracias al comportamiento de los carburantes y lubricantes, que rebajaron sus precios este mes más que en junio de 2011, situando su tasa anual en el 3,4%, más de tres puntos menos.

También descendió la tasa anual de otros bienes y servicios, que se situó en el 1,5%, dos décimas menos, por la estabilidad de los precios de los seguros frente al aumento experimentado en junio de 2011.

Entre los ascensos, destaca el de bebidas alcohólicas y tabaco, que elevó su tasa anual más de cinco puntos, hasta el 11,5%, la más alta desde mayo 2011, por la estabilidad de los precios de tabaco, frente al recorte que sufrieron en 2011.

Por su parte, la subida de los precios de frutas frescas y patatas y sus preparados llevaron al grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas a impulsar cuatro décimas su tasa interanual en junio, hasta el 2,2%.

Según los datos publicados por Estadística, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó dos décimas en junio, hasta el 1,3%.

Por su parte, el Indicador de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) situó en junio su tasa anual en el 1,8%, una décima por debajo del dato del mes pasado.