Presentado en Formentera el sistema de telecontrol de instalaciones hidráulicas que permite mejorar el servicio

Actualizado 06/07/2015 10:04:52 CET

FORMENTERA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consell Insular de Formentera y la empresa Aqualia, concesionaria del Servicio Municipal de Aguas, han presentado los beneficios del sistema de telecontrol de las instalaciones hidráulicas, que con el apoyo de varias tecnologías, controla y supervisa las instalaciones de la isla, tanto en la red de alcantarillado, como en el suministro de agua.

Este sistema, en concreto, controla los equipos y canales situados en las instalaciones del Servicio Municipal de Aguas, como depósitos y estaciones de bombeo.

Según han informado desde el Consell, su funcionamiento se basa en la instalación de sistemas electrónicos que permitirán obtener instantáneamente información sobre el estado de todas las infraestructuras, en relación a la calidad y cantidad.

Así se podrán detectar situaciones anómalas o de alarma y notificarlas de manera inmediata, lo que permitirá aumentar el tiempo de respuesta y solución de la incidencia.

Asimismo, han informado que los datos que los receptores instalados transmiten son recibidos en un centro de control, situado en las oficinas de Aqualia, y el personal de la empresa analiza e identifica las zonas problemáticas donde es necesario actuar.

La empresa también está instalando un sistema de sectorización de la red, formado por contadores y otros elementos, para registrar el consumo de cada zona, de manera que se obtienen datos más específicos.

En la presentación, el director de la delegación de Baleares de Aqualia, Eduardo del Castillo, ha explicado que los beneficios derivados de esta moderna tecnología "son la optimización de la gestión del servicio, ya que disponemos de una información exhaustiva del estado de las instalaciones, lo que evita posibles pérdidas de agua por fugas y una mayor rapidez de actuación ante cualquier incidencia".

También ha explicado que el telecontrol contribuye a la conservación del medio ambiente y la garantía de la calidad del agua suministrada, ya que detecta automáticamente vertidos de aguas residuales o sustancias peligrosas, además de disminuir el consumo energético.

"MEJOR GESTIÓN DEL AGUA"

Por su parte, la consellera de Medio Ambiente, Sivia Tur, ha explicado que "el sistema de telecontrol también permite el control de llenado y el funcionamiento de los depósitos de abastecimiento de agua". Según Tur, "esto nos permite un mayor control y una mejor gestión del agua, muy importante debido al elevado precio en la isla, evitando problemas de desabastecimiento, con independencia del funcionamiento de la desalinizadora".

El coste de la instalación del telecontrol ha sido de 45.000 euros. Esta instalación comenzó a principios de año y en la actualidad ya están telecontroladas todas las instalaciones de Formentera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies