La producción industrial no logra remontar y cae en Baleares un 0,2%, frente al aumento del 6% de media nacional

Actualizado 04/03/2011 10:33:43 CET

PALMA DE MALLORCA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Índice General de Producción Industrial (IPI) cayó en Baleares un 0,2% en enero respecto al mismo mes del año anterior, un descenso que contrasta, un mes más, con el aumento del 6% registrado en la media nacional, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, solo Baleares, Canarias (-11,2%) y Galicia (-2,2%) registraron caídas en el primer mes del año, mientras que el resto de comunidades contabilizaron subidas. La más destacada se la anotó Castilla-La Mancha, con un crecimiento de la producción industrial del 13,5%.

El dato de Baleares es especialmente negativo si se tiene en cuenta que mientras a nivel estatal el año 2010 se cerró con un alza del 0,9%, en Baleares el ejercicio anterior finalizó con una caída media del 8,3%, el descenso más acusado del país.

Así, a nivel estatal, la producción industrial inicia el año con un alza que alcanza niveles similares a los registrados en marzo de 2010, cuando se situó en el 6,8%. Una vez descontado el efecto calendario, la variación interanual de la producción industrial fue del 3,8% en enero, casi cuatro puntos superior a la observada en el mes de diciembre (-0,1%).

El repunte de la producción industrial en enero fue consecuencia, por su mayor repercusión en el índice, de la subida de la producción de los bienes intermedios en un 6,9%, fundamentalmente en los sectores de fabricación de productos químicos básicos y en la de motores y aparatos eléctricos.

También contribuyó al incremento interanual del IPI los bienes de consumo no duradero, con una tasa anual del 6,6%, impulsados por la fabricación de especialidades farmacéuticas y las artes gráficas. No obstante, destaca el descenso de la confección de prendas de vestir de punto y la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales.

Por su parte, la producción de bienes de equipo avanzó un 6,6% en enero, mientras que la de energía subió un 4,2%. El único sector industrial con repercusión negativa en enero fue el de los bienes de consumo duradero, que registró un descenso interanual del 1,9% debido a la fabricación de aparatos domésticos.