Los profesores de religión de Baleares elegirán plaza con los mismos criterios que los docentes interinos

Reunión Conselleria sobre docentes religión
CAIB
Publicado 27/04/2017 13:51:34CET

Para el próximo curso se mantiene una plantilla aproximada de 170 personas para impartir la asignatura de religión en Baleares

PALMA DE MALLORCA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación y Universidad ha explicado este jueves que, por primera vez en Baleares, los profesores de religión elegirán plaza a partir del próximo curso con los mismos criterios que se aplican a los docentes interinos.

La Conselleria ha presentado este jueves al Comité de Profesores de Religión el procedimiento para acceder a un destino para los profesores de religión católica de Baleares, que se empezará a implantar el curso 2017-2018. De este modo, concluye el proceso de regularización de los profesores de religión iniciado el año pasado, en el que se definieron las plazas según los criterios de número de alumnos matriculados a la asignatura y de horas curriculares.

Según ha informado el conseller de Educación y Universidad, Martí March, para el próximo curso se mantiene una plantilla aproximada de 170 personas para impartir la asignatura de religión en todas las Islas.

"Es un día para felicitarnos, en primer lugar por el trabajo hecho tanto a las direcciones generales de Personal Docente y Planificación, Ordenación y Centros en combinación con el Comité del Profesorado de Religión y el Obispado para poder regular el acceso de a las plazas docentes por parte de este profesorado. Este procedimiento los otorga un estatus igual al resto de docentes y mujer respondida desde el punto de vista de la justicia", ha dicho March.

La resolución que regula este procedimiento es fruto del acuerdo de esta administración con el comité de empresa de los profesores de religión y con la autoridad religiosa competente y busca el equilibrio entre el cumplimiento de la normativa aplicable, las necesidades de planificación educativa y el respeto a los derechos de los trabajadores y al derecho de los alumnos a una educación de calidad.

El Govern ha recordado que la asignatura de religión tiene un tratamiento diferenciado en varios aspectos, como, por ejemplo, el sistema de acceso a la función docente y la asignación de profesores a los centros, que hasta ahora decidía directamente el obispado correspondiente.

Así pues, ahora serán los docentes quienes elegirán el destino a partir del baremo establecido por la Resolución que este jueves ha presentado la Conselleria. La nueva propuesta regula el acceso a un destino definitivo de los profesores de religión que cumplan todos los requisitos exigidos por la normativa vigente, así como el acceso a un destino provisional en el caso de los profesores que no los cumplan todos, y prevé crear un bolsín de aspirantes a profesores de religión para cubrir sustituciones, todo bajo los principios de igualdad, mérito y capacidad.

La Conselleria indica que actualmente parte del colectivo continúa sin cumplir algunos de los requisitos necesarios para impartir la enseñanza de la religión católica. "Esta situación no tan sólo es imputable a los profesores afectados, sino también, en buena parte, a la administración, que no adoptó las medidas oportunas cuando entró en vigor el Real Decreto 696/2007, que regula la relación laboral de los profesores de religión".

Por ello, el Govern considera que la aplicación del Real Decreto mediante esta Resolución se debe fundamentar en tres pilares como la preferencia en la elección de destino de los profesores que cumplan todos los requisitos académicos exigibles, para respetar el principio de capacidad, de forma que logren el primer destino definitivo.

Además, defienden el mantenimiento excepcional y transitorio de los profesores con contrato indefinido que no cumplan alguno de los requisitos para impartir la enseñanza de la religión católica y el otorgamiento a estos profesores de plazos excepcionales y transitorios para que obtengan la titulación de la que carecen -de dos a seis años según la titulación pendiente-, así como la aplicación de un baremo que incluya los méritos a que hace referencia la normativa del 2007.

Todos los profesores de religión con contrato indefinido sin destino definitivo tienen que participar en este procedimiento. Además, deben participar los aspirantes a profesores de religión sustitutos, incluidos los que tienen un contrato de interinidad en vigor.

Una vez realizada la adjudicación para el curso 2017-2018, podrán participar de manera voluntaria en este procedimiento los profesores de religión con un destino definitivo siempre que hayan transcurrido al menos dos años de que se incorporaron al último destino definitivo, que en el último curso escolar se les haya reducido la jornada por razones de planificación educativa alegadas por la administración o que se les haya adjudicado un destino definitivo a media jornada, a pesar de haber seleccionado con prioridad todas las plazas a jornada completa a las que podían optar.

En la reunión de este jueves también se les ha dado información sobre el procedimiento que deben seguir los profesores de religión para cobrar los complementos de formación, conocidos como sexenios, en cumplimiento de la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares del mes de marzo de 2017.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies