Los programas de empleo de Cruz Roja atendieron a cerca de 2.000 personas en Baleares durante 2012

 

Los programas de empleo de Cruz Roja atendieron a cerca de 2.000 personas en Baleares durante 2012

Cruz Roja Baleares-programa de empleo
CRUZ ROJA BALEARES
Actualizado 12/05/2013 14:29:14 CET

PALMA DE MALLORCA, 12 mayo (EUROPA PRESS)-

Cruz Roja Baleares atendió a cerca de 2.000 personas el año pasado mediante los diversos programa de orientación laboral y formación de la entidad, de los cuales unos 600 -un 30%- consiguió el objetivo de inserción en el mercado de trabajo.

Según ha explicado a Europa Press el coordinador del Plan de Empleo de Cruz Roja, Francisco Alcázar, los programas pretenden ayudar a los usuarios a encontrar un empleo, generalmente, "son personas muy alejadas del mercado laboral", ha precisado.

En concreto, se realizaron ocho programas de ocupación en Baleares, seis de ellos en Palma, en los que participaron 1.680 personas; uno en Ibiza, al que acudieron 90 usuarios, y otro en Manacor, que contó con 266 personas.

El responsable de empleo de la entidad ha explicado que la incidencia de la crisis económica se tradujo en una mayor afluencia de personas que acuden a solicitar ayuda, alrededor de un 30% más de usuarios en 2012 respecto al año anterior.

Tal y como ha avanzado Alcázar este 2013 se realizarán diez programas, dos más que en el ejercicio anterior, si bien, ha precisado que el 'boom' de programas de empleo tuvo lugar en 2012 "atendiendo a las necesidades que había en ese momento".

En este punto, ha indicado que la incidencia de la crisis se ha notado "muy significativamente" dado el crecimiento de personas que acuden a la entidad solicitando ayuda de orientación laboral. "Estamos atendiendo a usuarios que antes acudían a otras entidades, al SOIB o a los sindicatos, los que, ante los recortes de los recursos sociolaborales, han ido mermando la prestación que ofrecen".

PREDOMINAN LOS INMIGRANTES Y LAS MUJERES

El perfil de los usuarios que se acercan hasta Cruz Roja en busca de un puesto de trabajo responde al los colectivos más desfavorecidos "por lo que la inmensa mayoría son inmigrantes, mayores de 45 años, mujeres con dificultad social y jóvenes en riesgo de exclusión".

En concreto, el 60% de las personas atendidas son inmigrantes y el 40% nacionales. La mayoría son mujeres, en torno a un 60%, frente al resto de hombres.

Según ha precisado, muchos de los inmigrantes que acuden a los programas de inserción laboral tienen formación, aunque "tienen problemas para homologar la titulación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies