Los promotores piden al Gobierno que rebaje la fiscalidad que graba las viviendas para reactivar el sector inmobiliario

 

Los promotores piden al Gobierno que rebaje la fiscalidad que graba las viviendas para reactivar el sector inmobiliario

Actualizado 11/03/2008 19:04:55 CET

Los constructores esperan que la coindicencia política con Madrid ayude a agilizar la obra pública

PALMA DE MALLORCA, 11 de Mar. (EUROPA PRESS)

Los promotores de Baleares creen que el Gobierno central debería rebajar la fiscalidad que graba las viviendas en España como medida para reactivar las transacciones inmobiliarias, ya que un 23 por ciento del importe que debe afrontar el comprador de un inmueble en España corresponde a tributos, lo que incrementa todavía más el precio ya de por sí muy elevado de una casa.

El presidente de la Asociación de Promotores de Baleares, Gabriel Oliver, opinó, en declaraciones a Europa Press, que hay que buscar fórmulas para disminuir la fiscalidad que graba la vivienda, porque la fuerte subida que ha registrado el precio de los pisos en los últimos veinte años se ve todavía más acusada por la elevada base impositiva que paga el comprador. "Por un mismo trabajo la administración cobra el triple que antes, generando unos ingresos en las arcas del Estado mucho más altos", afirmó.

Oliver incidió en este punto en el escaso poder competencial que tiene la administración central en materia de vivienda, ya que casi todas las competencias han sido transferidas a las comunidades, y sólo le corresponde administrar las ayudas para la construcción de viviendas protegidas que van con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. "Siendo éste el único aspecto que sigue en manos de la administración no tiene demasiado sentido la existencia de un Ministerio de la Vivienda", consideró.

"Existe una duda muy importante en torno a si dicho Ministerio tiene alguna efectividad, ya que bastaría con que fuera una Dirección general", agregó el promotor, para quien el hecho de que el Gobierno carezca de competencias en materia de urbanismo y suelo reduce su capacidad de acción para incidir en la crisis que actualmente atraviesa el sector.

En este punto, se mostró pesimista a la hora de valorar la evolución del mercado de la vivienda en España y en Baleares y estimó "difícil" que pueda reactivarse en los próximos meses, ya que se han unido varios factores negativos como son el empeoramiento de la situación financiera, el aumento de los tipos de interés, la falta de confianza provocada por el estallido de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, y que afectó a toda Europa y, concretamente en la Comunidad balear, por la "grave inseguridad jurídica" que existe en la actualidad.

Unas palabras que suscribió el director general de la Asociación de Constructores de Baleares, Manuel Gómez, quien sin embargo se mostró más optimista y confió en que la victoria del PSOE en las elecciones ayude a agilizar la obra pública pendiente en el archipiélago, lo que debería producir una reactivación del sector, después de varios meses de ralentización.

En declaraciones a Europa Press, Gómez enfatizó el "hecho histórico" de que por primera vez en mucho tiempo coincida el color político de los gobiernos autonómico y central, lo que, auguró, posibilitará que buena parte de las obras y proyectos de envergadura pendientes y que precisan de financiación del Estado puedan realizarse con mayor agilidad.

La Asociación de Constructores, que agrupa a unos 800 asociados, celebrará el próximo viernes sobre las 19:00 horas en el restaurante el Molí d'es Compte la Asamblea general que realiza anualmente, a la que está prevista que acudan unas 200 o 300 personas. Previamente, por la mañana, la Asociación convocaráa las 10:30 horas una rueda de prensa para dar cuenta de lo que tratarán en la Asamblea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies