Protección Civil sigue alertando por nieve, frío, viento y oleaje a gran parte de la Península y Baleares

Carretera de acceso a Miranda de Arga inundada.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 04/02/2015 14:12:59CET

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias mantiene la alerta por nieve, frío, viento y temporal marítimo y la previsión de nevadas en gran parte de la península, especialmente, en la cordillera Cantábrica, Sistema Central, Meseta Norte y montañas de Andalucía. Este episodio se inicia este miércoles y se intensificará a partir del jueves.

Así, señala que la nieve en el área metropolitana de Barcelona podría alcanzar hasta 2 centímetros de espesor y advierte de que se espera una "importante bajada de las temperaturas en muchas zonas del interior de la Península", que se intensificará a partir de este jueves.

En concreto, la nieve afectará a la zona norte peninsular, con precipitaciones más intensas en la cordillera Cantábrica, donde podrían acumularse hasta 20 centímetros de espesor. También podría nevar en zonas de Andalucía, en cotas entre 200 y 600 metros, con un espesor de 7 centímetros y en las sierras costeras catalanas.

Este miércoles se inicia un importante descenso de las temperaturas que será más acusado a partir del jueves, con heladas generalizadas que se extenderán, prácticamente, a toda la Península. El temporal marítimo afectará, fundamentalmente, a las Islas Baleares y costas de Gerona. Así mismo, en el Ampurdán se prevén fuertes vientos en tierra que podrían alcanzar rachas de 100 kilómetros por hora.

Por ello, pide tener "especial atención" a las placas de hielo y sobre el temporal marítimo, advierte de que afectará con mayor intensidad a las Islas Baleares y las costas de Gerona.

RECOMENDACIONES

Ante esta situación, Protección Civil recuerda la importancia de atender las normas de prevención que establezcan las comunidades autónomas y pide atender las normas de prevención, extremar las precauciones y mantenerse informado en todo momento sobre la evolución de la meteorología.

Respecto a la previsión de nieve, señala que si es imprescindible viajar por carretera, es preciso ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, así como informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico.

Asimismo, insiste en la importancia de revisar los neumáticos, anticongelante y frenos y tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas. También es "útil" llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

En caso de quedar atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo. En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, recomienda no intentar resolver la situación unilateralmente, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

Al mismo tiempo, recomienda tener en cuenta las recomendaciones para viajar en condiciones adversas, tales como informarse adecuadamente de las condiciones meteorológicas y de la situación de la ruta elegida; disponer de cadenas, o de cualquier otro dispositivo antideslizamiento, sobre todo para viajes por zonas montañosas, así como atender en todo momento las instrucciones de los agentes de vigilancia en las carreteras así como de la información de los paneles de mensajes en carretera.

Igualmente, recuerda la conveniencia de mantener distancia de seguridad con el vehículo precedente y, en presencia de nieve o hielo, no adelantar, salvo que se trate de vehículos extremadamente lentos y que se disponga de amplio espacio libre al frente. "Los conductores de camiones deben evitar adelantamientos en todo caso", advierte.

También insiste en hacerse ver mediante la utilización correcta del alumbrado y si la lluvia o la niebla reducen la visibilidad, encender el alumbrado de cruce y el específico de niebla. "Es importante en vía desdoblada, circular por el carril derecho y, si tiene que detener el vehículo, hacerlo siempre fuera de la calzada o en el arcén", recuerda.

Ante los vientos costeros, es conveniente alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes

Ante vientos costeros. Recuerda también que en estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a las personas en las proximidades del mar.

Finalmente, ante los fuertes vientos, Protección Civil aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse, así como abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

Si va conduciendo, recomienda extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies