El PSIB asegura que la importación "de basura" a Mallorca es ilegal y exige que se paralice

Actualizado 27/12/2012 19:18:30 CET

PALMA DE MALLORCA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diputado del grupo parlamentario socialista, Cosme Bonet, ha asegurado este martes que la importación de "basura" a Mallorca que autorizó el Consell de Mallorca es ilegal, por lo que ha reclamado su "inmediata paralización".

Bonet, que ha comparecido junto a la consellera socialista Mercedes Garrido, ha asegurado en un comunicado que según el informe del Secretario General del Consell insular del pasado jueves 20 de diciembre, la importación de basura "implica una modificación del contrato que regula la concesión del Servicio de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos de Mallorca".

Según el PSIB, de las conclusiones del informe se desprende la "situación de ilegalidad" que supondría la importación de residuos de fuera de la isla si no se modifica y se aprueba el contrato por parte del Pleno del Consell de Mallorca.

Bonet ha alertado de que, en vista de este informe, los barcos que lleguen cargados "de basura" para incinerar en Mallorca están en una situación ilegal si no se modifica antes el contrato, ya que el Govern "no puede autorizar la importación con el contrato actual".

El diputado del PSIB ha solicitado además la comparecencia urgente del conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company para que explique como piensa autorizar el Govern esta importación después de conocer el informe del Secretario del Consell de Mallorca.

Por su parte, Garrido ha explicado que la modificación del contrato obligará a que los barcos no puedan llegar a Mallorca hasta que el nuevo contrato pase el trámite de exposición pública, un mes en el que se podrán presentar alegaciones, y se apruebe, con posterioridad, en el Pleno del Consell.

La consellera del PSIB ha asegurado que esta modificación provocará que, por primera vez, las entidades, los partidos y la sociedad, puedan participar en el debate de la importación de "basura".

En otro orden de asuntos, Bonet ha considerado que a lo largo del 2012 el PP "ha dificultado y ha entorpecido" en el Parlament balear la tarea de control y fiscalización al Govern que debe hacer la oposición y ha acusado a los populares de legislar "por la vía del decreto ley, impidiendo el control y el debate parlamentarios".

En ese sentido, el diputado ha criticado que de las 3.312 preguntas escritas que presentó el PSIB, un 36% están aún pendientes de respuesta y, en algunos casos, desde julio de 2011, por lo que ha reprobado la "imposibilidad" de poder debatir iniciativas de gran importancia y que no se han tratado en el Parlament, como la formación de jóvenes desempleados y la financiación de los consells.

Para Bonet, 2010 ha estado marcado por los recortes del PP que "han provocado una contestación social histórica" y, a nivel autonómico, pasará a la historia como el año de "la nueva crisis interna del PP, con la dimisión forzada de la segunda autoridad de las Islas, Pere Rotger, entre otros, así como por la presunta financiación ilegal del partido".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies