PSIB y MÉS critican el retroceso contra el ruido de Palma y piden un plan de acción para luchar contra éste

Marisol Fernández
MÉS
Actualizado 17/06/2013 20:22:57 CET

PALMA DE MALLORCA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

PSIB y MÉS han criticado este lunes el "retroceso" que consideran que ha habido en Palma en la lucha contra el ruido y, por ello, han reclamado un Plan de Acción y la zonificación por niveles.

Así se han manifestado estos partidos en sendos comunicados, en una nota en la que el PSIB también ha criticado el informe de áreas acústicas que el Ayuntamiento de Palma aporta a la revisión del PGOU y ha lamentado que falte el estudio de algunas zonas de la ciudad en las que se produce concentración de oferta complementaria de restauración y animación nocturna, como la Lonja, sa Gerreria, Santa Catalina y Sant Nicolau, entre otras.

La regidora socialista Begoña Sánchez ha considerado que el estudio, que describe la realidad acústica de la ciudad, es insuficiente y contradictorio con las políticas que lleva a cabo Cort.

EL ESTUDIO DE ZONAS SOLO OFRECE CINCO FICHAS ACÚSTICAS

"Por una parte, solo ofrece cinco fichas acústicas de cinco zonas Palma, con lo que se deja fuera otras zonas en las que existe concentración de oferta complementaria de restauración y animación nocturna". "Por otra, recoge recomendaciones para reducir el tráfico, una de las principales causas de contaminación acústica en Palma, que contradicen la política de movilidad que está realizando el gobierno de Isern", ha añadido la regidora.

Según el PSIB-PSOE, el informe se remite siempre a la ordenanza de ruido de 1995, una normativa que está en suspenso desde la entrada en vigor de la Ley 13/2012, y no contempla el borrador de la nueva ordenanza de ruido que está tramitando el gobierno del PP mucho más permisiva.

Sánchez ha destacado que el propio estudio del PGOU presenta la ordenanza municipal de 1995, que ahora el PP quiere cambiar, como "avanzada a la hora de velar para la consecución de un ambiente urbano de calidad" y ha recordado que "las sentencias dictadas en materia de ruido inciden nuevamente en el papel activo que corresponde a los ayuntamientos con vistas a paliar los perjuicios que puedan derivarse en este ámbito".

MÉS RECUERDA QUE EL RUIDO AFECTA A LA SALUD

Por su parte, MÉS, que también insta a Cort a elaborar el plan de acción que tendría que estar aprobado antes del 18 de julio, ha entendido que éste "es una cuestión vital porque afecta a la salud de las personas y al medio ambiente".

La portavoz adjunta del grupo municipal en el Ayuntamiento de Palma, Marisol Fernández, ha revelado que defenderá en el pleno de este mes una proposición sobre el ruido.

Según ha indicado MÉS, con la existencia del mapa de ruidos, aprobado en abril de 2009, ahora falta el plan de acción y la zonificación por niveles, que son la "herramienta fundamental que debe servir para paliar los problemas derivados de los ruidos".

"Es imprescindible que Cort cumpla con este compromiso adquirido en acuerdo plenario y en cumplimiento de la Directiva Euroepa 2002/49 y la ley autonómica 1/200", ha manifestado Fernández.

El plan de acción determinará las herramientas estratégicas fundamentales para combatir el problema de los ruidos, y las consecuencias negativas que tiene sobre la salud de las personas y el medio ambiente.

Éste, ha explicado la regidora, servirá para determinar las medidas a adoptar para disminuir el ruido en las zonas que superen los niveles establecidos y conservar los niveles de ruido actuales si la zona está por debajo de los asignados. Además, la zonificación establecerá áreas acústicas con diferentes niveles atendiendo con los usos predominantes en cada zona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies