El PSIB pide un "cambio integral de planteamiento económico" tras el fracaso de la "ortodoxia de la austeridad"

Marc Pons y Francina Armengol
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2013 14:50:54 CET

PALMA DE MALLORCA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSIB ha exigido este sábado "un cambio integral de planteamiento económico" ante el "fracaso" de la política del PP y de su "ortodoxia de la austeridad".

En un comunicado, el partido ha considerado que la ampliación del objetivo de déficit representa el reconocimiento de que son necesarias más medidas de estímulo, mayor inversión e iniciativas concretas para salir de la crisis. Según el parlamentario socialista Marc Pons, es necesario un plan de reactivación económica y de lucha contra el paro.

Además, Pons ha indicado que el Consejo de Ministros ha dejado claro que "lo que hasta hace cuatro días era totalmente intocable, ahora es factible" y ha destacado también el fracaso de los cálculos del Gobierno central, que esta semana ha revisado las previsiones de crecimiento del -0,5 hasta el -1 o incluso -1,5% del PIB para este año. "Cuando las previsiones de un Gobierno se equivocan más del doble, queda demostrada la poca o nula efectividad de sus medidas. Van por el camino equivocado", ha espetado.

No obstante, ha entendido que la "rectificación" del Gobierno central y su decisión de flexibilizar el objetivo del déficit es una medida que va en la buena dirección, si bien "no es suficiente". "Dos años continuados de recortes feroces en un contexto de crisis, tienen como consecuencia años y años de parálisis económica", ha explicado.

"El Gobierno no puede resignarse a acabar la legislatura con más parados que al inicio, no puede aceptar o reconocer niveles de paro que rozarán el 30%, no sólo cuando acabe la legislatura, sino incluso dentro de la próxima", ha manifestado el socialista.

El PSIB considera que una administración que "tira la toalla" cuando le queda más de la mitad de legislatura, es un Gobierno paralizado, fracasado y que debe hacer una profunda revisión de sus políticas, que no funcionan. "El vicepresidente económico anunció que los nuevos impuestos serían 'el último esfuerzo' que pedían a los ciudadanos de Baleares. No han pasado ni tres semanas, los impuestos aún no están aprobados, y ya nos anuncian más impuestos especiales, ya ponen de nuevos", concluye Pons.