El PSIB pide un "esfuerzo positivo" al PP para aprobar la Ley del Suelo y la de Buen Gobierno antes de las elecciones

Actualizado 26/01/2011 15:41:43 CET

PALMA DE MALLORCA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSIB en el Parlament, Antoni Diéguez, ha pedido un "esfuerzo positivo" al PP para que antes de que finalice esta legislatura, se pueda aprobar por unanimidad la Ley del Suelo y la Ley de Buena Administración y Buen Gobierno, entre otras, así como las Leyes de Protección de La Real; de Igualdad y de Función Pública.

En una rueda de prensa en la que ha explicado las conclusiones de las jornadas parlamentarias, celebradas por el grupo socialista, Diéguez ha insistido en que, a partir de la primera quincena de febrero, los socialistas darán un "empujón importante" para acelerar los trabajos en Ponencia, de cara a aprobar la Ley del Suelo en uno de los siete plenos de la Cámara que quedan pendientes en esta legislatura, de los cuales "tres serán legislativos y cuatro no legislativos".

"Se va a intentar hasta el último momento sacar adelante esta normativa", ha subrayado, al tiempo que ha considerado que las circunstancias actuales suponen una "conjunción austral que favorece la aprobación de la Ley del Suelo", teniendo en cuenta que el Govern está en minoría y ninguna formación cuenta con mayoría absoluta.

Así, ha recordado que en la pasada legislatura, el PP no pudo aprobar esta Ley, debido a que, a pesar de que tenía mayoría absoluta, tuvo una "fuerte oposición, incluso por parte de dirigentes de este partido en otras instituciones".

Por otro lado, ha señalado que cuando se conformó el Govern de Francesc Antich, tampoco fue posible aprobar la Ley del Suelo, pese a que contaba con la mayoría suficiente para hacerlo antes de la expulsión de UM, debido a que "nuestra idea no era sacarla adelante con los exclusivos votos del equipo de Gobierno", sino con el de todos los grupos para evitar que se pueda modificar en las próximas legislaturas.

En esta línea, Diéguez ha recordado que uno de los principales objetivos de esta normativa es dar una "cierta seguridad jurídica", de modo que, a su juicio, si se aprueba sin contar con la oposición, "a cada bandazo electoral, se querrá modificar esta Ley, lo que puede afectar a una parte importante del sistema productivo".

Respecto a la Ley de Buena Administración y Buen Gobierno, también ha confiado en que se pueda aprobar esta legislatura, a pesar de las enmiendas a la totalidad presentadas por PP y UM. Así, ha indicado que a la vista del contenido de las enmiendas parciales planteadas por estas formaciones, "las distancias no son tan grandes entre unos y otros y, si hay una voluntad positiva por parte de todos los grupos, esta normativa debe salir adelante".

De esta forma, ha llegado a calificar de "positivas" las enmiendas parciales de los 'populares', ya que, en algunos casos, pueden "mejorar" la Ley, debido a que son "más de carácter técnico que ideológico, por lo que no se puede decir que haya una distancia insalvable que impida la aprobación de esta Ley".

Así, ha considerado que no hará falta "ningún sacrificio" por parte del PP y UM para sacar adelante esta normativa que, en caso de aprobarse, será, en su opinión, un mensaje "muy bueno" para los ciudadanos en el sentido de que se pretende lograr una forma de gobernar "distinta a la que ha podido haber en otros momentos".

"Hay una decepción generalizada de los ciudadanos ante los distintos modos de hacer política y el mensaje con esta Ley es que no sólo se ha corregido algunas conductas desviadas, sino que ponemos los elementos legislativos necesarios para limitar o mitigar el desencanto que pueda haber hacia la vida política", ha zanjado.

Otra de las medidas que, a juicio de Diéguez, se aprobará antes de que concluya esta legislatura será el Reglamento del Parlament, teniendo en cuenta que esta misma semana estará ya lista una propuesta, que permitirá cerrar la Ponencia parlamentaria a primeros de febrero, por lo que se remitiría un texto consensuado a Comisión, donde "probablemente, cada grupo podría presentar enmiendas de carácter simbólico sobre puntos concretos".

Posteriormente, ha esperado que pueda aprobarse el Reglamento en el Pleno de la Cámara, de modo que no ocurra como en 1999, cuando, según ha criticado, "el PP se negó a votar en el Pleno una propuesta de Reglamento que había sido aprobada previamente en Comisión".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies