PSIB, UM y Bloc acuerdan un Pacto Anticorrupción que impedirá que un imputado sea nombrado para un cargo público

Actualizado 06/12/2009 13:17:29 CET

Contempla que deberá dimitir todo imputado con medidas cautelares o que se enfrente a un juicio oral

PALMA DE MALLORCA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSIB, UM y Bloc han acordado un Pacto Anticorrupción, que impedirá que cualquier imputado pueda ser nombrado para un cargo público, mientras que también contempla que todo imputado que se enfrente a un juicio oral deberá abandonar su cargo en las instituciones o su escaño en el Parlament, en los Consells o en los Ayuntamientos, al igual que sucederá con todos aquellos sobre los que un juez haya decretado medidas cautelares.

Así lo informaron a Europa Press fuentes de los socios de Govern, que remarcaron que, en función de este acuerdo, el conseller de Medio Ambiente, Miquel Ángel Grimalt, podrá ejercer su cargo mientras el juez no decrete para él medidas cautelares o abra un procedimiento de juicio oral por su imputación en el caso Son Oms.

Asimismo, remarcaron que con este pacto, se impide que Miquel Nadal pueda ejercer cualquier cargo público, aunque sí podrá continuar como portavoz y regidor de UM en el Ayuntamiento de Palma, mientras el juez no decrete para él medidas cautelares o abra un procedimiento de juicio oral.

El acuerdo sobre un código ético ha sido posible, después de que el PSIB y UM aceptaran ayer las dos enmiendas presentadas por el Bloc, con el fin de impedir que un imputado pueda ser nombrado para un cargo público y obligar a dimitir a todo aquel imputado con medidas cautelares o que se enfrente a un juicio oral.

De este modo, este código ético sólo afectaría, por el momento, al parlamentario del Grupo Mixto Bartomeu Vicens (ex-UM), quien se encuentra en libertad bajo fianza de 100.000 euros por su implicación en el caso Son Oms, que investiga una supuesta trama de corrupción en torno a este polígono industrial de Palma.

Pese a este Pacto Anticorrupción que garantizará la estabilidad en todas las instituciones, las citadas fuentes de los socios reconocieron que no se podrá garantizar que un político imputado abandone su escaño, en caso de que se den los dos citados supuestos, ya que dependerá de su decisión personal. No obstante, será expulsado inmediatamente del partido, por lo que pasaría al Grupo Mixto, tal y como ha sucedido con Vicens.

Con el Pacto Anticorrupción que se ha acordado, tampoco se vería afectado el presidente del Consell Insular de Ibiza, Xico Tarrés, quien está imputado por el caso Eivissa Centre, aunque, de momento, no se ha decretado contra él medidas cautelares, ni se ha abierto un procedimiento de juicio oral.

Respecto a las discrepancias surgidas entre Miquel Nadal y el portavoz del Bloc en el Ayuntamiento de Palma, Eberhard Grosske, las citadas fuentes de los socios admitieron que estos dos dirigentes son un "poco incontrolables", aunque remarcaron que, con independencia de las diferencias surgidas enbre ambos, hay "consenso en todos los partidos del Govern" respecto al código ético, que será "validado" de manera oficial en las próximas horas por los máximos dirigentes del PSIB, UM y Bloc, Francesc Antich, Miquel Ángel Flaquer y Biel Barceló, respectivamente.