Restauradores de Mallorca se concentran en Madrid contra la prohibición de fumar para evitar pérdidas de hasta el 20%

Concentración de hosteleros
FEHR
Actualizado 15/11/2010 16:36:35 CET

PALMA DE MALLORCA/MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los hosteleros se han concentrado este lunes en Madrid y han reclamado al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, que ejerza su responsabilidad e intervenga ante el Gobierno con el fin de que la modificación de la ley antitabaco evite la prohibición total de fumar en espacios públicos a partir del año que viene, lo que supondrá en Baleares una caída de las ventas de alrededor del 20%.

El vicepresidente de la Asociación de Restauración de Mallorca, Francisco Martínez, en declaraciones a Europa Press, después de que tuviese lugar un acto de escenificación que tenía como objetivo "dar a conocer el impacto negativo que tendrá en el sector" la modificación de la normativa, ha indicado que la pérdida en las ventas será de sobre el 20%, aunque dependerá de la tipología del establecimiento y de la estación del año.

Además, Martínez ha considerado que el cambio en la ley aumentará el consumo doméstico y en las vías públicas, lo que, además de ir en detrimento de los establecimientos, generará mayor ruido y descontento entre los vecinos.

Asimismo, los hosteleros han remitido una carta al titular de Industria, concretamente el presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR), José María Rubio, quien se ha concentrado junto al resto de miembros de la junta directiva ante las puertas del Ministerio para denunciar el impacto que tendrá la modificación de la ley en el sector, afectado ya por la crisis económica y el enfriamiento del consumo.

Según los datos del sector, la prohibición total provocaría a nivel estatal una caída de las ventas de en torno al 7% en los restaurantes, de entre un 10% y un 15% en los bares y restaurantes y del 20% en los locales de ocio nocturno.

Para evitar estas pérdidas y avanzar en la lucha contra el tabaquismo, los hosteleros han pedido a los grupos parlamentarios que, en línea con la legislación mayoritaria en la Unión Europea, incorporen una enmienda a la proposición de ley por la que se permita a los establecimientos habilitar zonas para fumar, con un máximo de superficie del 30% de la del local, completamente compartimentadas y con sistemas eficaces para la eliminación de humos. En dichas zonas no se prestaría servicio a los clientes por parte de los trabajadores y estaría prohibida la entrada de menores.

Con esta propuesta, según Rubio, se da una solución completa a los tres problemas básicos aducidos por Sanidad y los grupos socialista y de IU e ERC para proponer la modificación de la ley: protección efectiva de los menores, el derecho a la salud de los trabajadores y el de los no fumadores a espacios libres de humo en todos los establecimientos de hostelería.

En la misiva, Rubio subraya la repercusión económica que ha tenido la decisión de prohibir fumar totalmente en espacios públicos en Irlanda, Gran Bretaña y Chipre, los únicos tres países de los 27 de la Unión Europea que han adoptado esta iniciativa.

Así, el 24% de los bares y el 8,7% de los restaurantes han cerrado sus puertas en Irlanda tras la aplicación de la ley, mientras que en Gran Bretaña los cierres de los pubs superaron el 7%.

Cabe recordar también que la Asociación de Restauración de Mallorca inició el pasado viernes una pegada de carteles en Palma en los que se abogaba por un sector de la restauración libre de humos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies