Ryanair niega las acusaciones de "prácticas abusivas" y asegura que los niños obtienen asientos asignados gratis

Avión de Ryanair
CORDON PRESS - Archivo
Publicado 08/03/2018 12:42:06CET

PALMA DE MALLORCA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ryanair ha negado este jueves las acusaciones de "prácticas abusivas" realizadas por la asociación Consumidores y Usuarios de Baleares (Consubal) y ha asegurado que los niños que viajan en familia obtienen asientos asignados de forma gratuita.

Después de que Consubal trasladase al Parlamento Europeo una denuncia contra esta compañía por "prácticas abusivas" que "van contra los derechos de las personas usuarias", la aerolínea ha negado estas acusaciones "falsas" y ha explicado que su política de asientos "está especificada de forma muy clara para nuestros clientes".

Según dice Ryanair, a los clientes que no desean adquirir un asiento específico, se les asigna un asiento al azar, sin coste alguno, "por lo que esto es completamente una cuestión de elección por parte del cliente".

Los clientes con embarque prioritario pueden subir dos bultos de mano a la cabina del avión y los que no cuenten con embarque prioritario "seguirán disfrutando de la posibilidad de llevar dos bultos de mano gratuitos", subiendo al avión el más pequeño y dejando el más grande en la bodega, sin cargo.

"ACTUALIZACIÓN" DE LA POLÍTICA DE EQUIPAJE DE MANO

"No ha habido cambios en nuestra política de equipaje de mano, únicamente se trata de una actualización, ya que siempre hemos aplicado un límite de 90 maletas a bordo del avión para aquellos clientes que no cuentan con embarque prioritario. Cuando los bultos de equipaje más grandes han superado el límite de 90, siempre se han bajado a la bodega en la puerta de embarque de forma gratuita", explica la compañía.

Cabe recordar que el pasado martes Consubal dijo en una nota de prensa que había constatado que se estaban incrementando las reclamaciones contra Ryanair por "prácticas encaminadas a que las personas usuarias de esta aerolínea tengan que pagar por cuestiones tan elementales y básicas como que un menor se siente junto a sus padres".

En este sentido, la asociación dijo que la compañía asigna asientos separados a familias con hijos o que viajan juntos "para, de esta manera, forzarles a tener que cambiar los asientos asignados aleatoriamente por otros elegidos por el usuario previo pago de cantidades que pueden oscilar entre los 40 y 15 euros por persona".

Además, también censuró que Ryanair cobrase por bulto de mano que los usuarios quieran llevar consigo en cabina, y que, en caso de no abonar el precio estipulado, el equipaje de cabina fuera retirado en el momento del embarque y alojado en la bodega del avión, "por lo que los usuarios tendrán que esperar a la salida del equipaje con los consiguientes retrasos dependiendo del aeropuerto", apuntaron.

Consubal aseguró entonces que estas prácticas son "muy graves" y contrarias a la legislación en defensa de los derechos de los consumidores y usuarios", por lo que dijo estudiar la interposición de una demanda judicial.