Salom apela a "grandes pactos nacionales" bajo los "límites irrenunciables de la unidad y el respeto a la Ley"

María Salom, en el XXXVIII aniversario de la Constitución
EUROPA PRESS
Actualizado 06/12/2016 14:24:51 CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Baleares, María Salom, ha apelado a la necesidad de alcanzar "grandes acuerdos y pactos nacionales" en materia de educación, empleo y financiación, entre otros ámbitos, con la intervención de las fuerzas constitucionales así como las que defienden la instrucción de cambios en la Constitución, "siendo los únicos limites irrenunciables la unidad del país y el respecto a la Ley".

Así lo ha puesto de manifiesto en su primera intervención como representante del Ejecutivo central en el acto de celebración del XXXVIII aniversario de la Carta Magna, que se está llevando a cabo en el Palacio de la Almudaina de Palma, donde ha recalcado asimismo la importancia de hacer frente a la corrupción, "inherente a la condición humana" pero a la que "debemos combatir con todas nuestras fuerzas, leyes justas, una mayor celeridad de la justicia y mayor transparencia".

En este sentido, ha hecho hincapié en que debe quedar claro que "quien cede a la tentación acaba pagándolo", por lo que quien haya delinquido aprovechando su cargo público "debe devolver el dinero"

En su discurso ante los centenares de asistentes que han estado presentes en la cita, entre autoridades y agentes empresariales y sociales, Salom ha recalcado asimismo que "es el momento de aprobar un nuevo sistema de financiación", incidiendo en que "no sólo nos quejamos en Baleares puesto que la mayor parte de las Comunidades Autónomas tienen sus propias reivindicaciones".

Por ello, ha aseverado que "en el equilibrio de todos está el éxito" y éste debe pasar por compartir un "objetivo común" entre todas las Administraciones y por "defender de forma coordinada el nuevo modelo, que el Gobierno puede, ahora sí, acometer con la colaboración de todos".

Salom ha justificado el hecho de que durante la pasada legislatura no se hiciera frente a esta cuestión, recordando que "las prioridades fueron otras, muchas y muy urgentes" en una etapa "muy durísima" durante la que "hubo que hacer frente a las exigencias de Bruselas". "Ahora es el momento y el Gobierno está dispuesto a lograrlo", ha recalcado Salom.

Recordando la figura del poeta y teólogo mallorquín Ramón Llull, que "supo convencer a su adversario desde la razón", en la actualidad "ha sido necesario ponerse en la piel de contrario para llegar a consensos, siempre pensando en el objetivo compartido por la mayoría".

"Si Llull apostó por el acercamiento, nosotros, en 2016, estamos obligados a entendernos y evitar la confrontación", ha subrayado la delegada del Gobierno principalmente en relación a la necesidad de continuar "la senda de la recuperación económica" que, a su juicio, "tanto nos ha costado lograr".

PERIODO "CONVULSO" E "INÉDITO"

Salom ha insistido en que "esto es lo que nos demanda la realidad política" tras un periodo "convulso" e "inédito" que "debemos ser capaces de leer, comprender y aprovechar para que el país salga reforzado, mejorado y con grandes perspectivas de futuro".

En esta línea, ha recalcado que "es hora de recuperar la normalidad institucional" y, al respecto, ha recalcado que "no debemos perder de vista que el objetivo es dar estabilidad y empuje a nuestra economía para seguir creciendo y creando riqueza y puestos de trabajo tras años duros como los que hemos vivido".

De hecho, ha subrayado que desde Madrid "estamos tendiendo la mano a todos, a los rivales de siempre, a los nuevos y a toda la sociedad". "Al fin y al cabo, ésa es la raíz del servicio público", ha abundado.

Respecto a la propia Carta Magna, Salom ha recordado que fue firmada "en el momento de mayor consenso" en la historia contemporánea de la política española. "Surgen muchos recuerdos de los padres de la Constitución, aquellos políticos que tuvieron suficiente altura de miras para superar desavenencias y dar forma a la época de mayor desarrollo", ha sentenciado.