Sant Antoni (Ibiza) monitorizará el ruido de la zona del West End durante los próximos tres años

Publicado 10/03/2018 12:36:24CET

IBIZA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sant Antoni (Ibiza) ha aprobado el expediente de contratación para la monitorización acústica de la zona del West End durante tres años, prorrogables a otros dos en función de la evolución de los registros efectuados.

Asimismo, el servicio deberá incluir, como mínimo, la instalación de cinco estaciones de medida que, coincidiendo con la temporada alta, deberán registrar de forma ininterrumpida durante al menos dos semanas los niveles sonoros presentes en la zona objeto de estudio.

De este modo se dará cumplimiento al procedimiento contemplado en la normativa municipal. No obstante, las empresas interesadas podrán ampliar en su oferta el número de estaciones a instalar, así como el tiempo de duración de los registros. La adjudicataria deberá presentar al Ayuntamiento antes del 1 de noviembre un informe en el que consten los resultados de todas las mediciones efectuadas y, en función del grado de cumplimiento de la normativa acústica, deberá proponer actuaciones correctoras para el siguiente período estival.

El Consistorio ha asegurado que cumple así con el imperativo legal que obliga a evaluar de forma sostenida en el tiempo el impacto de las distintas actuaciones correctoras que se apliquen para alcanzar los valores considerados normales en la Ley Balear del Ruido.

El coste máximo que abonará el Ayuntamiento por este servicio es de 9.860 euros (IVA no incluido), si bien el coste final podría ser inferior una vez presentadas las distintas ofertas económicas.

"Estamos satisfechos de haber puesto el problema del ruido en el centro del debate político en lugar de mirar hacia otro lado como se ha venido haciendo históricamente. Nos encontramos ante un problema que, seguramente, no habría alcanzado las dimensiones que tiene a día de hoy si se hubiese gobernado priorizando el bienestar colectivo al empresarial", ha señalado el regidor de Medio Ambiente, Pablo Valdés.

Los técnicos municipales están respondiendo a las alegaciones presentadas a la declaración del West End como ZPAE, así como a las medidas correctoras propuestas inicialmente que, de consolidarse, supondrán importantes reducciones en materia de horarios y ocupación de la vía pública.