El tiempo comienza a estabilizarse desde este domingo pero empeorará el miércoles en casi toda la Península

Contador
Publicado 25/03/2018 11:34:48CET

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El acercamiento del anticiclón de Azores por el oeste peninsular dará lugar este lunes a una disminución de la nubosidad y cese de las precipitaciones en buena parte del país, excepto en el extremo norte peninsular, donde en la primera mitad del lunes se mantendrán las precipitaciones frecuentes en el Cantábrico oriental y Pirineo occidental, tendiendo a disminuir, según la predicción especial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para la Semana Santa.

Este domingo, el temporal debido a la borrasca 'Hugo' remite "claramente", aunque continuará el tiempo en general inestable en la Península y Baleares, con precipitaciones, que serán menos probables y más débiles y dispersas en el área central peninsular. Las precipitaciones, que podrán ser localmente fuertes o persistentes, incluso con alguna tormenta, en el Cantábrico, Pirineos occidentales y Baleares, tenderán a ir disminuyendo a lo largo del día.

Durante los dos primeros días de la semana, las temperaturas subirán de manera notable en la mayor parte de zonas, sobre todo el martes. Además, predominará el viento flojo de componente oeste, salvo intervalos de fuerte en el cuadrante nordeste peninsular. En Canarias, situación de alisios, con intervalos de viento fuerte y posibilidad de alguna lluvia débil en el norte.

El escenario más probable para el miércoles 28 y el jueves 29 marca una tendencia a la inestabilización progresiva por el norte peninsular, con la entrada de frentes atlánticos que afectarán a la mitad norte, extendiendo las precipitaciones de norte a sur a lo largo de los dos días, siendo menos probables cuanto más al sur, de tal manera que no se esperan en el tercio sur peninsular y buena parte del área mediterránea y serán más frecuentes e intensas en Galicia.

La tendencia de las temperaturas durante miércoles y jueves es a ir bajando de forma progresiva en la mayor parte de zonas, salvo en el área mediterránea, donde subirán el miércoles para descender el jueves como en el resto. En Canarias seguirá la situación de alisios.

Desde el viernes 30 hasta el lunes 2, aunque la incertidumbre es mayor, hay una tendencia a la generalización de la atmósfera inestable con precipitaciones que afectarán a buena parte del territorio, siendo más probables e intensas en la vertiente atlántica y Pirineos; y menos en el área mediterránea, con reaparición de la nieve en el entorno de zonas de montaña. La tendencia de las temperaturas es a seguir bajando el viernes y sábado, para recuperarse el domingo y lunes.

En Canarias seguirá la situación de alisios, aunque hay cierta tendencia al aumento de la probabilidad de las precipitaciones el domingo y lunes.