El SEPRONA denuncia una explotación ganadera ilegal de Palma que vende animales sin control sanitario

Actualizado 03/06/2006 14:27:23 CET

PALMA DE MALLORCA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil levantó acta de denuncia a una explotación ganadera ilegal situada en Palma de Mallorca en la que se venden animales para consumo humano sin realizar previamente ninguno los controles sanitarios que impone la ley.

Según un comunicado difundido hoy por el Instituto Armado, el SEPRONA actuó en respuesta a una petición realizada por la Conselleria de Salut i Consum del Govern, relacionada con la investigación de la procedencia de la carne incautada por la Policía Local de Calviá a dos súbditos chinos el pasado día 22 de abril.

A raíz de ello, la Guardia Civil inició una investigación en la que, tras numerosas gestiones y vigilancias, se localizó una finca situada en el término municipal de Palma en la que se estaban vendiendo corderos a inmigrantes chinos, marroquíes y subsaharianos.

El día 27 de mayo por la mañana, efectivos del SEPRONA se trasladaron, junto con un Inspector de Sanidad, hacia la finca, interceptando un vehículo conducido por el propietario de la misma, que portaba en su interior un cordero recién sacrificado.

A continuación, se realizó una inspección en la finca, en donde aparentemente se realizaban las matanzas, encontrándose en el lugar una súbdita nigeriana asando un cordero entero con piel, pelo y vísceras, el cual había adquirido al propietario de la finca.

En el terreno inspeccionado se hallaron, además, 50 ovejas, 2 cabritos y 14 cabras sin crotal, no estando registrada la finca como explotación agrícola. En la zona en la que se realizaban los sacrificios se hallaron numerosos restos de vísceras y cabezas mezcladas con excrementos.

Por todo ello, se levantaron actas de denuncia que fueron remitidas a la Conselleria de Salut i Consum y a la de Agricultura y Pesca.