Siete municipios de Mallorca se repartirán 1,3 millones de euros provenientes de excedentes de la ADT

Publicado 24/11/2017 12:05:01CET

PALMA DE MALLORCA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) - -

El Consejo de Dirección de la Agencia de Defensa del Territorio (ADT) ha aprobado este viernes el reparto de los excedentes entre siete municipios miembros.

En total, se repartirán 1.338.000 euros, cantidad que corresponde a los excedentes del periodo 2009-2016, ya que es la primera vez que el ADT lleva a cabo esta iniciativa, según informan desde la institución insular en un comunicado.

La consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, ha afirmado que "cumplimos con la palabra que dimos a los ayuntamiento y cambiamos los estatutos para que los excedentes no quedaran a la Agencia y se pudieran repartir entre los municipios".

Además, según ha precisado la consellera también se ha cambiado la manera en que se distribuirán estos excedentes, ya que antes debía hacerse a través de una convocatoria de subvenciones y, ahora, "cada municipio podrá decidir qué hace con este dinero siempre que sean actuaciones relacionadas con el territorio".

Desde este año, los Estatutos de la Agencia marcan que los excedentes se repartirán entre los ayuntamientos adheridos teniendo en cuenta la cuantía de las sanciones impuestas en el término municipal. De este modo, como se trata de la primera distribución que se hace, se computan todas las sanciones impuestas desde la creación del ADT.

En cuanto al reparto, Algaida recibirá 395.111 euros (29,53%), Son Servera, 279.775 euros (20,91%); Montuïri, 201.101 euros (15,03%), Marratxí, 172.735 euros (12,91%); Puigpunyent, 141.560 euros (10,58%); Campanet, 141.560 euros (10,58%) y Felanitx tendrá 6.154 euros (0,46%).

Cabe tener en cuenta que en 2017 se han adherido 14 municipios que, posiblemente, estarán en la lista de beneficiarios con el reparto de excedentes del ejercicio actual.

INVERSIONES

Este dinero se deberán destinar a las inversiones que permiten los Estatutos de la ADT, que también se han modificado para aumentar la autonomía municipal dando libertad a los ayuntamientos para que puedan destinarlos "a cualquiera de las finalidades que la ley permite para el patrimonio público de suelo".

Una de las finalidades incluye las viviendas de protección oficial ya sea para promoción o para adquirir solares para edificar. Además, los ayuntamientos podrán llevar a cabo actuaciones para mejorar espacios del municipio, principalmente, zonas degradadas y hacer obras para dotar a los municipio de servicios urbanísticos como, por ejemplo, redes de alcantarillado, de agua potable, de alumbrado público o pavimentación de calles.

También se podrán mejorar espacios naturales y llevar a cabo trabajos de conservación y mejora de elementos patrimoniales catalogados, que sean de propiedad municipal.