El Sindicato Médico exige al Govern que ponga fin al "desorden institucional" respecto al traslado a Son Espases

 

El Sindicato Médico exige al Govern que ponga fin al "desorden institucional" respecto al traslado a Son Espases

Actualizado 15/11/2010 16:43:15 CET

PALMA DE MALLORCA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Sindicato Médico, Isidre Torres, ha exigido al Govern que ponga fin al "desorden institucional", respecto al traslado del Hospital Son Dureta al de Son Espases, teniendo en cuenta que, a su juicio, existe una "incomunicación" entre los miembros del Ejecutivo, dado que "hay una actitud de cada uno ir por su lado".

En declaraciones a Europa Press, Torres ha respondido así a las declaraciones del director general del hospital de Son Espases, Lluís Carretero, quien ha anunciado que los diferentes grupos de trabajo que se están encargando del traslado de pacientes decidirán esta semana si aplazan la fecha de dicho traslado, prevista para los días 6 y 8 de diciembre, de manera que el transvase definitivo no se llevará a cabo hasta que los profesionales estén "bien formados" y se sientan "seguros" con los nuevos equipos.

Sin embargo, estas palabras difieren con las manifestaciones de la portavoz del Govern, Joana Barceló, quien el pasado viernes insistió en que la previsión es "no modificar" las fechas fijadas para el traslado del Hospital Son Dureta al nuevo de Son Espases, dado que no se trata de una acción "improvisada, sino planificada desde hace un año" y en la que, según subrayó, han participado más de 250 profesionales.

Para Torres, el "sentido común" sería que el Govern escuchara el llamamiento que han hecho los jefes de servicio médicos y los sindicatos de la mesa sectorial a la Conselleria de Salud en el sentido de que es "precipitado" llevar a cabo el traslado de los 300 pacientes ingresados entre el 6 y el 8 de diciembre.

"Estamos a favor del traslado, pero cuando se den las condiciones de seguridad para los pacientes, algo que actualmente no sucede, por lo que lo sensato y oportuno es aplazarlo, ya que no nos aprieta nadie", ha subrayado, al tiempo que ha reclamado al presidente del Govern, Francesc Antich, así como a Barceló y a Carretero que "se reúnan y valoren las posibilidades del traslado para que, de una vez por todas, alguien diga si se mantiene o no la fecha prevista, a pesar del riesgo, ya que tienen a todos los ciudadanos desorientados".

Por otro lado, ha advertido de que, en estos momentos, "no se dan las circunstancias" para que el programa informático Millenium, que se encargará de la gestión del historial clínico de los pacientes, funcione "al cien por cien" el día del traslado.

Así, Torres ha insistido en que este dispositivo informático está dando "problemas" en el Hospital Son Dureta, "algunos especialmente dedicados, porque los médicos no pueden acceder a según que tratamientos o historiales clínicos".

En este sentido, ha remarcado que debe haber total seguridad de que cuando se lleve a cabo el traslado, el programa informático va a funcionar perfectamente, sobre todo, en el caso de los pacientes que se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos en estado inconsciente.

"MUCHOS PROBLEMAS" CON EL NUEVO PROGRAMA INFORMÁTICO

De este modo, ha recalcado que se debe asegurar que, a través de este programa, funcionen los respiradores de los enfermos y, según ha criticado, actualmente, "no se están dando las circunstancias" para garantizar esto, dado que la aplicación "no está suficientemente desarrollada". "Está habiendo muchos problemas con el programa informático en el sector de cuidados intensivos, donde no puede fallar nada, ya que se trata de enfermos sin posibilidad de defensa", ha manifestado.

Pese a ello, Torres ha resaltado que el Sindicato Médico "no quiere generar ningún tipo de alarma social", dado que es evidente que el traslado de los enfermos se hará con ambulancias medicalizadas, al tiempo que ha aseverado que "donde no llegue el programa informático, lo tendrán que compensar los médicos, por lo que los pacientes no correrán ningún riesgo".

Por otra parte, ha reprobado que "no está habiendo suficiente información ni formación", respecto al citado programa informático, ya que el manejo del mismo se consigue con el "día a día", algo que, a su juicio, en estos momentos, es complicado, dado que "no estamos en ningún sitio, ni en Son Dureta, ni en Son Espases".

"El traslado se tiene que hacer con tranquilidad y no pensando en tiempos políticos de inaugurar el hospital, porque llegan las elecciones", ha aseverado, a la vez que ha estimado "imposible" hacer un cálculo, respecto a la fecha que sería adecuada para llevar a cabo el traslado a Son Espases.

No obstante, ha apuntado que el traslado del hospital La Fe de Valencia, se está llevando de manera escalonada en un periodo de seis meses "y no en quince días como en Son Espases", dado que "se va a comprobar si el sistema informático funciona correctamente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies