Sindicatos y patronal del Transporte llegan a un acuerdo y desconvocan la huelga

Actualizado 14/07/2012 0:32:55 CET

PALMA DE MALLORCA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos UGT, CCOO, USO y el Sindicato Independiente y la Agrupación Discrecional del Transporte en Baleares han llegado a un acuerdo con lo que se desconvoca la huelga prevista para el 21 y 22 de julio, a la que estaban llamados 2.400 trabajadores, de los que el 80% es fijos discontinuos. Así, han acordado un aumento del 1% en el salario y otro 1% en las horas extraordinarias en 2012.

Tras dos largas jornadas de negociaciones, han especificado que a partir de julio se producirá un aumento del 0,5% en el salario y otro 0,5% en el plus de transporte, además del ya citado 1% por las horas extras. Así, desde esta mañana las distintas partes se han reunido con el objetivo de que ambas partes, sindicatos y patronal, acerquen posturas y se pueda evitar las huelga, según ha concretado el portavoz de USO, Rafael Calzado.

Para 2013, en los conceptos de salario y de transporte se subirá un 0,6% en cada uno y otro 1% en las horas extras. El presidente de la Agrupación Discreccional de Transporte, Rafael Roig, ha señalado que se encuentran "satisfechos" pero ha destacado que han tenido que realizar "un sobreesfuerzo".

El principal escollo de la negociación ha sido la negativa de la patronal a mantener el complemento de antigüedad, una medida que según apunta los sindicatos podría llevar a los empleados del sector a perder hasta un 21% de su poder adquisitivo en diez años.

Así, ambas partes se han continuado reuniendo, tras mantener desde primera hora del jueves una maratoniana jornada de negociaciones en la que, según el presidente de la Agrupación Discrecional de Transporte, Rafael Roig, había voluntad por parte de la patronal y de los sindicatos para intentar alcanzar un acuerdo.

Mientras, el portavoz del sindicato USO, Rafael Calzado, señaló que los sindicatos reivindican un incremento de los salarios y las horas extras en un 2,5%, sin que ello suponga, tal como plantea la patronal, eliminar el complemento de antigüedad.