La Sindicatura de Cuentas recomienda reducir la estructura y composición de las empresas y consorcios municipales

Actualizado 04/03/2011 15:58:13 CET

PALMA DE MALLORCA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sindicatura de Cuentas ha recomendado al Ayuntamiento de Palma que analice y reduzca la estructura y la composición del sector público municipal, integrado por once organismos autónomos, siete sociedades mercantiles, cinco consorcios y una fundación dependiente, y que vele por adaptarlas a las necesidades de la ciudadanía bajo los principios de eficacia, eficiencia y economía.

Así se desprende del informe elaborado por el Síndico sobre las cuentas del Consistorio correspondientes a 2006, en el que insta asimismo a adoptar las medidas pertinentes que permitan corregir los desequilibrios en el patrimonio neto de las entidades que presentan fondos propios negativos, o en el caso de sociedades mercantiles que se encuentran en los supuestos previstos por la normativa como causas de obligada reducción de capital o disolución.

Entre los datos y cifras arrojados, el informe señala que el resultado conjunto de la administración general, de los organismos autónomos y de los entes dependientes (excepto las transferencias internas) es positivo es 32 millones de euros.

Más en concreto, la entidad apunta a un balance de situación total, tanto de activo como de pasivo, de 589,5 millones de euros (frente a los 614,9 millones de 2005), mientras que el endeudamiento vivo de la corporación municipal al cierre del ejercicio se situó en 127 millones. El informe señala además que el ahorro neto y el volumen de deuda indican que el Ayuntamiento no ha agotado el límite de la capacidad de deuda legal establecida, con un volumen de endeudamiento que supone el 42 por ciento de los derechos liquidados por operaciones corrientes durante ese año.

En relación al presupuesto municipal de ese año, el documento recuerda que fue de 564 millones de euros, lo que supone un incremento del 14 por ciento respecto al de 2005. Sin embargo, un apunte negativo radica en que el presupuesto inicial consolidado del Consistorio con sus organismos autónomos no cumple el principio de estabilidad presupuestaria, ya que los gastos son superiores a los ingresos en 6,6 millones de euros y no se redactó ningún plan económico-financiero.

Es por ello que la Sindicatura recomienda adoptar las medidas oportunas para que el presupuesto del ejercicio cumpla la ratio de estabilidad presupuestaria o, de ser necesario, aprobar un plan a medio plazo para corregir la situación de desequilibrio.

Mientras tanto, la ejecución del presupuesto de ingresos fue del 89 por ciento (frente al 82 por ciento del año anterior) y la de gastos, del 83 por ciento (inferior al 87 por ciento de 2005). Así, el resultado presupuestario de 2006 fue positivo en 24,3 millones de euros y experimentó un incremento significativo.