El TC aborda a comienzos de semana los recursos sobre su competencia y Pérez-Tremps

Actualizado 17/06/2010 21:29:52 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) celebrará un Pleno a comienzos de la próxima semana para estudiar los recursos de súplica interpuestos por la Generalitat relativos a la sentencia del Estatut. Uno de ellos se refiere la falta de competencia que el Govern le atribuye para dictar sentencia por estar un tercio de sus magistrados fuera de mandato, y el segundo alude a la negativa del tribunal a reintegrar en las deliberaciones al recusado Pablo Pérez-Tremps.

Fuentes del tribunal señalaron a Europa Press que las dos cuestiones se tratarán en el mismo Pleno, que podría celebrarse entre el lunes y el martes.

La Generalitat anunció esta tarde la interposición del recurso relativo a Pérez-Tremps, después de que el TC rechazara el viernes su petición de volver a incluir a este magistrado, apartado de la discusión de la sentencia a instancias del PP por haber realizado labores de asesoramiento para la redacción de los preceptos de la norma catalana relativos a las relaciones de la Generalitat con la UE.

La Generalitat pide reintegrar a Pérez-Tremps y, en su escrito, argumentaba que, una vez que se ha planteado la votación de la sentencia artículo por artículo, no habría impedimentos para que este magistrado pudiera estar presente en la votación relativa a los preceptos que no se refieran a las relaciones exteriores del Govern.

En la providencia de rechazo, que es la que ahora se recurre en súplica, los diez magistrados que deliberan sobre el Estatut señalaron el viernes que no puede entenderse como "hecho nuevo" para justificar un eventual retorno de Pérez-Tremps a los debates "la eventual aplicación de una previsión normativa sobre votación".

Añadían que la recusación de este magistrado, que se acordó en febrero de 2007, es "firme e irrecurrible", y que además la pretensión de la Generalitat no es plausible porque, si Pérez-Tremps participa en la votación sobre algunos artículos recurridos del Estatut y sobre otros no, se rompería "la unidad del proceso".

COMPETENCIA.

En la misma sesión, el TC tiene previsto resolver el recurso de súplica presentado tanto por la Generalitat como por el Parlament contra la decisión de éste órgano de no declarase incompetente.

La deliberación se producirá una vez concluido el plazo dado a la Abogacía del Estado, al Congreso, al Senado y a los siete recurrentes del Estatut (el PP, el Defensor del Pueblo y las comunidades autónomas de Aragón, Murcia, La Rioja, Baleares y Valencia) para que se pronunciaran sobre las pretensiones del Ejecutivo y el Legislativo catalanes, que buscan que el Constitucional se declare incompetente para resolver el asunto del Estatut.

En la respuesta que ha dado al Tribunal, el PP reclama que se de tramitación "preferente y urgente" a su recurso de inconstitucionalidad contra el Estatut, y acusa a la Generalitat y al Parlament de actuar con "mala fe procesal" mediante la presentación de recursos que "sólo tienen por objeto demorar o impedir la adopción de la correspondiente sentencia".

El PP recordaba también en su escrito que los magistrados cuya renovación debía haberse producido en noviembre de 2007 --que son Vicente Conde, Jorge Rodríguez-Zapata, Guillermo Jiménez y la presidenta del tribunal, María Emilia Casas--, "se mantienen en el ejercicio de sus funciones desde hace 3 años", "por lo que no existe ninguna razón nueva suficiente para motivar la solicitud de abstención de los mismos ni del propio Tribunal Constitucional en este preciso momento y no en otro anterior".

"Admitir lo contrario generaría una gran inseguridad jurídica puesto que se produciría la duda sobre la posible nulidad de todas aquellas resoluciones dictadas desde noviembre de 2007 en las que hubieren participado los magistrados con mandatos extintos y no renovados", añade el escrito presentado la pasada semana.

La Abogacía del Estado subrayó por su parte que la actual situación de caducidad de mandato de varios magistrados "no puede reprocharse ni a los magistrados que continúan en funciones por imperio del artículo 17.2 de la Ley Orgánica del Constitucional (LOTC) ni al tribunal, sino al órgano que ha incumplido ese 'deber constitucional' de designación en tiempo", que es el Senado.

Las ocho providencias dictadas por el TC el día 27 oponiéndose a las pretensiones de la Generalitat y el Parlament se limitaban a señalar, sin dar motivación alguna al respecto, que no había lugar a lo solicitado en cumplimento del artículo 17.2 de la Ley Orgánica que regula el funcionamiento del TC, que señala que sus magistrados "continuarán en el ejercicio de sus funciones hasta que hayan tomado posesión quienes hubieren de sucederles".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies