Terraferida pide al Govern el cierre de los campos de golf que riegan con agua potable

Son Gual, campo de golf
TERRAFERIDA
Publicado 03/03/2018 14:01:35CET

El colectivo solicita que no reciban "ni un euro público más"

PALMA DE MALLORCA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La plataforma Terraferida ha pedido a la Conselleria de Medio Ambiente que resuelva "los expedientes de extracción ilegal de agua, y que cierre los campos de golf que riegan con agua potable", además de que "no se destine ni un euro público más a la promoción de una actividad privada que está sobre sospecha permanentemente por graves ilegalidades".

Así se ha mostrado el colectivo a raíz de las recientes investigaciones del Govern relativas al sistema de riego de los campos de golf de Mallorca con agua potable. En un comunicado, Terraferida ha criticado que "esto ya se viene denunciando hace muchos años por las asociaciones ecologistas, particulares y los mismos Agentes de Medio Ambiente, pero hasta ahora no se ha cerrado ningún campo y solo se ha multado al de Andratx (2016)".

Asimismo, según un informe de Comisiones Obreras (CCOO) elaborado por Agentes de Medio Ambiente y que denuncia retrasos injustificables en la tramitación de los expedientes referentes a los campos de golf, algunos de los campos investigados y con expedientes abiertos son Son Gual (Palma), Andratx, Vall d'Or (Felanitx) y Son Termens (Bunyola).

Terraferida ha explicado que en el caso de Son Gual, "hay sospechas desde hace muchos años e incluso una denuncia formal del GOB ante la Conselleria de Medio Ambiente y una petición de información a la Dirección General de Recursos Hídricos", criticando que "ninguna de estas denuncias, presentadas en 2011, ha obtenido respuesta".

Según el informe, los agentes concluyeron después de varias investigaciones que "las aguas de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) no eran suficientes para el riego de campos de golf y que hay indicios para asegurar que se está haciendo un uso de agua de pozo para dicho riego", entre otras conclusiones.

En esta línea, Terraferida ha denunciado que aunque esta investigación comenzó hace años, la Feria Internacional del Golf, celebrada en Mallorca del 15 al 17 de noviembre de 2016, tuvo lugar en Son Termens.

Así, el colectivo ha recordado que esta Feria pudo celebrarse "gracias a las aportaciones de 860.000 euros públicos provenientes de la Conselleria de Turismo (360.000 euros), el Consell de Mallorca (200.000 euros) y Turespaña (300.000 euros), y que la iniciativa privada sólo aportó 63.000 euros".

"No es aceptable que unas instalaciones investigadas hace años, con expediente abierto y con medidas cautelares en vigor, pueda acoger un evento sostenido con una cantidad tan importante de dinero público", ha manifestado la plataforma. Además, ha subrayado que los campos de golf "reciben promoción pública del Govern a través de ferias turísticas y otras fórmulas de promoción del golf".

Terraferida ha alertado de que Mallorca "vive una grave crisis hídrica buena parte del año, con restricciones de agua en muchos de pueblos en verano, con graves problemas de contaminación en el agua por nitratos y cloruros, que obligan a miles de personas a comprar agua embotellada", por lo que "los requerimientos hídricos de un campo de golf son enormes y Mallorca no se puede permitir que no se cumpla la ley en materia de recursos hídricos", ha concluido Terraferida.