Torres-Dulce defiende la "imparcialidad" de los fiscales y pide "dejarles trabajar en libertad"

Actualizado 27/04/2013 23:33:36 CET

PALMA DE MALLORCA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, ha defendido este sábado que los fiscales se mueven "con el criterio y la exigencia constitucional de imparcialidad", se deben "a la ley", y no tienen "ningún otro tipo de dependencia, ni política, ni social ni económica".

Así lo ha manifestado en declaraciones a los periodistas, antes de asistir a la clausura del XIX Congreso ordinario de la Asociación de Fiscales de Baleares, al ser preguntado por el papel de la Fiscalía en los últimos casos de corrupción, como el que afecta al extesorero del PP Luis Bárcenas.

En este sentido, ha demandado que "a los fiscales, como a los jueces, hay que dejarles trabajar en libertad", para reconocer, no obstante, que la crítica "mesurada y constructiva" es buena.

"Sin un acatamiento pleno de las decisiones de los jueces y fiscales es imposible creer en el Estado de Derecho, que es la base de la convivencia pacifica de los ciudadanos", ha señalado.

Por otra parte, preguntado sobre el concurso para elegir al nuevo fiscal jefe de Cataluña, Torres-Dulce ha informado de que se convocará "una vez que esas circunstancias concretas y determinadas" de las que "está pendiente" esta materia se lo permitan.

Asimismo, ha asegurado que "en ningún momento" se ha "perjudicado el normal desarrollo de la Fiscalía de Cataluña" puesto que ésta "sigue cumpliendo perfectamente todas sus funciones".