Un total de 438 personas son atendidas en la Oficina de la Mujer del Consell de Ibiza

Publicado 24/11/2017 16:21:55CET

IBIZA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 438 personas han sido atendidas como víctimas de la violencia de género en la Oficina de la Mujer del Consell de Ibiza entre el 1 de enero y el 15 de noviembre. Se trata de un incremento del 5,5 por ciento en relación al mismo periodo de 2016, cuando fueron atendidas 415 víctimas. Este año se han registrado nueve casos de mujeres de entre 16 y 20 años que han acudido a la Oficina por malos tratos.

En concreto, de las 438 personas atendidas, 403 son mujeres y 37 de ellas han sido atendidas también dentro del programa de alojamiento en casas de acogida. Además, 35 usuarios son hijos de mujeres víctimas de la violencia de género y, por tanto, han recibido ayuda del programa de atención psicológica.

En cuanto al programa de atención y tratamiento a mujeres, según el Consell, este año ha habido 403 casos frente a los 379 de 2016. Un 45,41 por ciento de las mujeres atendidas ha pedido ayuda a la Oficina de la Mujer por malos tratos físicos y psíquicos; y un 26,31 por ciento, por malos tratos psíquicos. Además, se han registrado cuatro casos de agresiones sexuales.

"El perfil de las mujeres atendidas no ha variado en los últimos tres años. El maltrato físico acostumbra a ser el desencadenante de la denuncia de la mujer y de su llegada a nuestra oficina", ha explicado la responsable de la Oficina, Olga Guerra, que ha detallado que muchas mujeres están de paso por la Isla, ya sea porque son turistas o trabajadoras de temporada. "Acostumbran a ser mujeres europeas que, tras un juicio rápido por agresiones, se van de la Isla", ha manifestado.

Por edades, la franja más numerosa es la de 31 a 40 años, con el 30,53 por ciento de casos registrados; seguida de la de 41 a 50 años, el 18,12 por ciento de casos.

Sobre el programa de alojamiento en las casas de acogida, este año ha habido 36 mujeres y 24 niños, aunque el tiempo medio de estancia ha sido de 35 días, un descenso significativo respecto a 2016, cuando el plazo medio fue de 55 días. El tipo de alojamiento ha sido de urgencia, aunque cuatro mujeres y tres menores han necesitado un alojamiento de acogida regular.

En cuanto al programa de atención psicológica para hijos de víctimas, 13 niños y 22 niñas han sido atendidos, con una franja de edad de entre diez y 12 años en la mayoría de casos.