UGT censura que el Plan de Empleo Sumergido del Gobierno "anmistiará" a los "explotadores" de los trabajadores en negro

Actualizado 28/04/2011 20:24:36 CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Acción Sindical de UGT, Manuel Pelarda, ha censurado que el Plan de Empleo que el Gobierno central pretende aprobar este viernes "anmistiará" a los "explotadores" de los trabajadores 'en negro', dado que si regularizan a estos empleados antes del 30 de junio, el Ejecutivo "no les sancionará, al tiempo que no tendrán que asumir la cota de los trabajadores más allá del 1 de enero de 2011".

En declaraciones a Europa Press, Pelarda ha anunciado que UGT presentará alegaciones a la iniciativa del Gobierno al considerar que lo que hace falta para aflorar la economía sumergida es un plan integral que haga "emerger el trabajo en negro" y que "combata con las armas necesarias el fraude fiscal", que en España "alcanza el medio billón de euros anuales".

De este modo, ha tachado de "cojo" el Plan presentado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, dado que, a su juicio, "no dará los resultados que se persiguen, porque no se habla de combatir el fraude fiscal", que supone la economía sumergida y que sólo en Baleares, "representa un porcentaje no inferior al 22 por ciento del PIB", frente a entre el 18 y 20 por ciento cifrado por el Govern.

Así, ha advertido de que con el citado Plan, el fraude fiscal y la economía sumergida "van a campar a sus anchas" en perjuicio de aquellas empresas legales que regularizan a sus trabajadores y que "muchas de ellas han tenido que cerrar por culpa de quienes son cualquier cosa menos empresarios".

"Me sonroja que nuestros gobernantes asuman sin tapujos que la economía sumergida representa el 20 por ciento del PIB y aquí no pasa nada cuando en cualquier país de nuestro entorno ya habría más que palabras", ha asegurado Pelarda, quien ha revelado que sólo en el 2010, había en las islas más de 60.000 trabajadores 'en negro', lo que representa el 15 por ciento del total.

"El mensaje que se está dando a los empresarios que contratan en negro es que sigan viviendo así, porque no lo van a pasar mal, mientras que, por el contrario, los empresarios que cumplen con sus obligaciones van a seguir sufriendo ante una economía desleal", ha reprobado el secretario de Acción Sindical de UGT.