La Unidad de Problemas Relacionados con el Alcohol de Gesma abre una línea ambulatoria

Actualizado 20/06/2009 20:09:56 CET

PALMA DE MALLORCA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las personas que sufren problemas relacionados con el consumo excesivo de alcohol cuentan, a partir de ahora, con más facilidades para iniciar un proceso de rehabilitación, ya que Gestión Sanitaria de Mallorca (Gesma) acaba de abrir una unidad específica, que basa su actividad en programas ambulatorios de tratamiento del alcoholismo, en colaboración con el servicio de Atención Primaria.

Según informó la Conselleria de Salud y Consumo en un comunicado difundido hoy, la Unidad de Problemas Relacionados con el Alcohol (UPRA) recibirá pacientes derivados directamente por los médicos de cabecera de Atención Primaria, a quienes se diagnostique una dependencia del consumo de alcohol, o bien podrán acudir los pacientes directamente. Y, según las previsiones, se espera que reciba más de 600 visitas el primer año.

Uno de los objetivos estratégicos de Gesma, recogido al Plan 'Bien atendido', es optimizar la coordinación entre distintos niveles, a fin de mejorar la accesibilidad de los enfermos de los recursos sociosanitarios. Esto "favorece que aumente el confort para el paciente y que mengüe la presión asistencial en los recursos sanitarios de agudos" en el Servicio de Salud de las Islas.

Tras una primera consulta confidencial, el personal sanitario especializado decidirá sobre el tipo de intervención a realizar en cada caso. También señaló Gesma la importancia "fundamental" de que la familia de la persona afectada participe en el proceso rehabilitación que se abre tras su desintoxicación y que, según los expertos, culmina con personas más fuertes y estables.