El Área de Salud de las Pitiusas aborda la cascada terapeútica

Actualizado 21/08/2016 19:11:48 CET

IBIZA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) - -

Dentro de la campaña 'Los doce del año', la Unidad de Seguridad del Paciente del Área de Salud de Ibiza y Formentera ha dedicado el mes de agosto a la prescripción farmacéutica en cascada. Así, ha organizado una serie de actividades de concienciación de los profesionales sanitarios sobre este tema.

Según han recordado, la campaña 'Los 12 del año' se centra cada mes en un aspecto a mejorar de la seguridad del paciente y, en lo que va de año, ha abordado ya temas como la identificación inequívoca de pacientes, la humanización en la asistencia, el lavado de manos y los sistemas de notificación, entre otros.

La cascada terapéutica es un fenómeno en el que se produce un consumo sucesivo y encadenado de medicamentos para contrarrestar los efectos adversos producidos por otras medicinas, pensando erróneamente que son síntomas de una nueva enfermedad.

Según ha explicado el Coordinador Farmacéutico de Atención Primaria, Rafael Torres, "un ejemplo sencillo sería el de un antihipertensivo que puede producir tos.

El paciente puede pensar que no está relacionado y toma un antitusivo que le produce estreñimiento, a lo cual el paciente responde tomando un laxante, que le causa malestar intestinal y así, sucesivamente, se suman tratamientos y efectos adversos cuando el problema se podría haber solucionado con un cambio del antihipertensivo, siempre según criterio médico".

Otros ejemplos pueden tener peores desenlaces, según Torres, "si el antihipertensivo produce hipotensión como efecto adverso, puede identificarse erróneamente como un mareo y tratarse con un medicamento para el vértigo, que a su vez puede producir más hipotensión aún y provocar una caída y una fractura en un paciente anciano. El problema se podría haber solucionado ajustando la dosis del primer fármaco en lugar de ir sumando nuevos tratamientos."

La cascada terapéutica puede llevar a un paciente a estar polimedicado injustificadamente, un incremento de reacciones adversas e interacciones con otros medicamentos y a un aumento de los ingresos hospitalarios.

Para los farmacéuticos de la Unidad de Seguridad del Paciente existen claves para prevenir las cascadas terapéutica, como evitar en lo posible y detectar cuanto antes las reacciones adversas, si es posible al inicio del proceso, sobretodo en personas ancianas, polimedicadas o que toman medicamentos de alto riesgo.

Desde la USP han recordado además cinco consejos para evitar la cascada terapéutica: no medicalizar situaciones que se pueden abordar eficazmente con medidas no farmacológicas; considerar siempre la posibilidad de que cualquier síntoma nuevo puede ser causado por una reacción adversa a un medicamento, comentar a su médico si se ha experimentado algún síntoma nuevo, especialmente cuando se ha iniciado o modificado la dosis de un medicamento recientemente; pedir información a los profesionales sanitarios sobre los posibles efectos adversos de los medicamentos que toma y qué hacer si se producen y además han recordado que sólo debe tomarse un medicamento para contrarrestar una reacción adversa bajo supervisión de su médico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies