Vecinos de Sa Penya y Sa Riba lamentan el ruido "extremo" que soportan y exigen dimisiones de responsables municipales

Los adolescentes y el fenómeno de las discotecas
ISTOCK - Archivo
Publicado 07/04/2018 14:47:33CET

IBIZA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones de vecinos de Sa Penya y Sa Riba, en Ibiza, afectadas por el ruido "extremo" del puerto, han exigido al Ayuntamiento el "cumplimiento de la Constitución, de todas las leyes que les amparan y de los derechos que les protegen". Además, han exigido la dimisión de la responsable de Medio Ambiente, que "no actúa contra el ruido y deja a los ciudadanos indefensos".

En un comunicado, han repasado las diferentes normativas aprobadas contra la contaminación acústica, recordando que "todas estas leyes son papel mojado en el puerto de Ibiza".

Según han denunciado, el Consistorio "mantiene en el barrio un hilo musical de ruido electrónico, con un pinchadiscos en un primer piso, las calles están llenas de altavoces y televisiones en las puertas y hay desfiles de discotecas", entre otras cosas.

Asimismo, han explicado que no se ha obligado a insonorizar una conocida discoteca y han lamentado que la ocupación del espacio público "está próxima a la totalidad" ya que "solo se autoriza un espacio libre de 140 centímetros en las puertas, olvidando los límites que establece el Plan Especial de Protección y Reforma Interior".

"Ahora, el Ayuntamiento quiere añadir obstáculos metálicos para acotar espacios. Nos negamos a esta nueva limitación que empeoraría nuestra situación", han dicho.

Los vecinos han recordado el informe de Icomos de 2017 que señalaba que "hay que proteger el Patrimonio y también a los vecinos indefensos ante la masificación que sufren" y han lamentado que se permite el atraque de cruceros y grandes esloras "casi en las puertas de los ciudadanos", una "situación incomprensible y única" en el mundo, ya que es un puerto "histórico con tesoros de la Unesco situados a pocos metros".

Asimismo, han explicado que las casas de la zona tienen más de 200 años de antigüedad y por el atraque de grandes barcos, con una gran potencia y vibraciones muy elevadas, "peligran los cimientos de los edificios y pueden caerse, también por las obras en los locales que han movido estructuras y tabiques sin permiso".

Los vecinos han recordado que en 2016 se aprobó la declaración de los barrios como Zona de Protección Acústica Especial, que el Ayuntamiento "ha hecho caducar". "Al tener horarios de terrazas hasta la 04:00 horas, Ibiza no cumple los límites establecidos legalmente para el período nocturno", han lamentado.

Por último, han pedido al Consell que, si el Ayuntamiento no actúa,
asuma la competencia de Declaración de Zona de Protección Acústica Especial.