Vila se plantea derruir el actual Mercado Nuevo para crear una moderna infraestructura comercial

Actualizado 27/11/2012 18:31:32 CET

IBIZA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Ibiza estudia la posibilidad de derruir el actual Mercado Nuevo para construir una nueva infraestructura con el fin de dinamizar comercialmente la zona.

Un proyecto que, según el concejal de Mercados, Rai Prats, "podría iniciarse en 2013, siempre que se logre un consenso con los propietarios de los puestos y siempre que la realidad presupuestaria del Ayuntamiento permita impulsar los trabajos".

"La iniciativa surge de los propios comerciantes, quienes solicitaron una reunión con los técnicos de la empresa municipal Mercasa para que les realizaran un estudio sobre cómo dinamizar el Mercado y éstos sugirieron derruirlo y construir uno nuevo", ha explicado Prats.

El nuevo proyecto constaría de dos plantas y una zona de aparcamiento con 500 plazas. El concejal ha avanzado que en la primera, a pie de calle, se ubicarían los puestos comerciales que ahora forman el Mercado y en la planta superior, además de más puestos, se destinaría el 30% de la superficie a crear una gran área de restauración.

El concejal ha explicado que "el día 30 de este mes nos presentarán el presupuesto, que podría ser de uno o varios millones de euros, ya que aún no sabemos la cantidad exacta".

"El Ayuntamiento no se puede permitir gastar varios millones en esta obra y así, buscaríamos una solución financiera entre los puestos que se alquilan en el Mercado, las plazas de parking y los locales de restauración que se pudieran abrir", ha explicado.

Prats ha asegurado que "las obras podrían durar entre nueve y doce meses y cederíamos el solar colindante, propiedad municipal, para instalar unas carpas y abrir allí un mercado provisional".

"El Ayuntamiento no quiere actuar unilateralmente en este asunto y así, cuando tengamos el proyecto definitivo, lo presentaremos a los comerciantes para que den su opinión. La junta directiva está a favor de la reforma, aunque con unas condiciones. Sus ventas han bajado entre un 15 y un 30% desde la llegada de las grandes superficies, así que es importante hacer algo para dinamizar el lugar", ha dicho el edil.

Prats ha confirmado, por otra parte, que en Sa Peixateria la intención es abrir, a través de la iniciativa privada, un mercado "más encaminado a la restauración".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies