Villar Mir niega que el concurso para la adjudicación del hospital de Son Espases fuese amañado a favor de OHL

Juan Miguel Villar Mir tras declarar como imputado ante el fiscal Pedro Horrach
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2015 23:39:14 CET

PALMA DE MALLORCA/MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exministro y presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, ha negado ante el fiscal anticorrupción Pedro Horrach un presunto amaño en favor de su grupo durante el proceso de adjudicación del hospital de referencia de Baleares, el de Son Espases, durante el último mandato de Jaume Matas (2003-2007), según han informado fuentes de la investigación a Europa Press.

Villar Mir ha declarado en calidad de imputado durante hora y media en la sede de la Fiscalía Anticorrupción en Madrid, donde ha respondido a todas las preguntas que le ha formulado Horrach. Según las mismas fuentes, el empresario continuará imputado en estas investigaciones.

A su salida de la Fiscalía, Horrach ha recordado que las diligencias informativas del Ministerio Público son secretas y que no puede desvelar nada sobre el asunto.

El presidente de OHL ha llegado a la sede de la Fiscalía Anticorrupción pasadas las 11 de la mañana, aunque no ha prestado declaración a las 12,20 horas.

Esta tarde será el turno del presidente de la promotora ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, en su caso como testigo. Además, este martes Horrach se desplazará hasta la cárcel de Segovia para tomar declaración por estos mismos hechos al expresidente del gobierno balear Jaume Matas, quien cumple condena en prisión por el conocido como caso Palma Arena.

Horrach cuenta en este proceso con la confesión de la exconsellera de Salud Aina Castillo, quien en el marco de estas pesquisas afirmó que Matas le había dado indicaciones para que la oferta ganadora recayera en manos de OHL, a pesar de que finalmente fue la UTE formada por Dragados, FCC, Melchor Mascaró S.L. y Llabrés Feliu S.A. la que se hizo con el contrato de las obras.

Pese a que el presupuesto inicial de las obras fue de 635 millones de euros, los investigadores se toparon con un elevado sobrecoste sobre el que han puesto la lupa, ya que el proyecto salió finalmente a concurso por 778,4 millones de euros.

Dragados obtuvo la concesión tras ser propuesta por la Mesa de Contratación y obtener mayor puntuación que la oferta presentada por OHL, pese a las presuntas presiones para que ésta resultase beneficiaria. OHL fue así desbancada como favorita después de que el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el de Economistas variaran las puntuaciones inicialmente adjudicadas por la empresa privada Global PM.

DEMANDA DE OHL

Como consecuencia de estos hechos, OHL interpuso una demanda en mayo de 2007 contra la decisión adoptada en último término por el Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut), así como contra el encargo de este organismo público para que los Colegios Oficiales revisaran la valoración económica de las distintas ofertas.

En su demanda, la promotora alegaba que en el informe definitivo de julio de 2006 realizado por Global PM se afirmaba que, aun siendo la más cara, la mejor oferta era la de OHL "pues la diferencia en la oferta técnica es enorme". Pese a ello, recriminaba que el Colegio de Ingenieros alterase el sistema de calificación y apuntase a Dragados como la mejor opción, desconociéndose el autor del informe técnico elaborado por esta institución.

Sin embargo, la demanda fue desestimada recientemente por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Palma, que confirmó la adjudicación a Dragados, un fallo que coincide en el tiempo con las investigaciones que, de forma paralela, está llevando a cabo la Fiscalía Anticorrupción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies