Sacudir los cimientos de la desigualdad para combatir el feminicidio

El feminicidio es la expresión más grave de la desigualdad de género, el último eslabón de una cadena que los expertos coinciden en llamar a combatir desde la base. Se estima que una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual por parte de su compañero sentimental, según datos de Naciones Unidas que ponen de manifiesto que el machismo puede llegar a matar.

La alegría de llevar el agua

Todos entendemos la importancia de disponer de agua potable, para beber y preparar alimentos. De tener acceso a agua para lavarse, limpiar, lavar la ropa. Es una necesidad muy evidente.

Esperar, el duelo constante para las familias de los desaparecidos en Colombia

"Aunque haya tratados de paz, a nosotros el conflicto armado nos dejó algo marcado para siempre", dice Juan Joven. En las manos tiene un cuaderno lleno de poemas y canciones, muchas en memoria de Jaime, el hermano mayor que vio por última vez hace 14 años, cuando lo desapareció un grupo armado en una zona rural del Putumayo.

El hambre, la otra herida de la guerra

Laraba está sentada en medio de su choza de paja esquelética y abraza el cuerpo de Kubi, un cuerpecito frágil. Kubi llora, afónico. Afuera, entre cientos de chozas, otros cientos de cuerpos arrastran sus pies por el desierto. Se empeñan en luchar contra el viento. Porque el harmatán es más que un viento: es aire con arena y polvo que todo lo abraza. Ese viento no acaricia los cuerpos, los desgarra.

Siria, seis años de guerra (mientras Europa se blinda)

Conmemoramos este aniversario repitiendo una y otra vez datos escalofriantes de la que ya es la guerra más mortífera del siglo XXI. La guerra en Siria ha causado alrededor de medio millón de fallecidos, la mitad de la población del país está desplazada dentro o fuera de sus fronteras, la esperanza de vida ha caído de 70 a 55 años, se han producido pérdidas económicas de más de 2.500 millones de dólares, hay 640.000 personas viviendo en zonas sitiadas, 306.000 niños nacidos como refugiados, dos millones de menores sin acceso a la ayuda humanitaria.

El miedo y la vergüenza silencian a las víctimas de violencia sexual en Colombia

Isabel fue agredida sexualmente por tres hombres armados que hacían presencia en la región montañosa en la que vivía. El temor a que lastimaran a sus hijos, que dormían en la habitación contigua, la obligó a callar sus gritos. Fue golpeada y violentada durante un tiempo que no logra calcular. Unas semanas más tarde, supo que estaba embarazada. Decidió huir, con sus hijos a cuestas. Nunca volvió a su tierra. Nunca habló.

La mujer en un mundo laboral en transformación: Por un planeta 50-50 en 2030

Demasiadas mujeres y niñas de todo el mundo dedican un número excesivo de horas a las responsabilidades del hogar. Habitualmente, destinan a estas tareas más del doble de tiempo que los hombres y los niños. Son ellas quienes cuidan a sus hermanas y hermanos más jóvenes, a sus familiares ancianos, a las enfermas y los enfermos de la familia, y realizan las labores del hogar.

Luchando para conseguir una educación

Para Jadija, de 13 años, el camino a la escuela supone un desafío mayor que para el resto de niñas de su edad. Sufre parálisis parcial desde que nació y cada día hace un trayecto de 50 minutos de su casa a la escuela a pie, sólo con tal de poder asistir a clase al Centro de Aprendizaje Acelerado que hay cerca de su aldea, localizada en las tierras altas del centro de Afganistán. El invierno en esos páramos puede durar hasta seis meses.

Vuelve la hambruna

La noticia nos llegaba el lunes: acaba de declararse en Sudán del Sur la primera alerta mundial de hambruna de los últimos seis años. 100.000 personas morirán de inanición si no hacemos algo por ellas ya. Otro millón podría correr muy pronto la misma suerte. La guerra civil en el país más joven del mundo ha provocado desplazamiento, hecatombe económica, abandono de las cosechas y de otros medios de vida, y un nivel de inseguridad que dificulta el acceso humanitario y la distribución de ayuda.

Las carencias sanitarias de Borno (Nigeria), dramáticas

El estado de Borno, situado en el noreste de Nigeria, es el escenario principal del conflicto entre Boko Haram y el Ejército. La crisis, que afecta a los cuatro países que circunvalan el Lago Chad, ha provocado más de 2,6 millones de desplazamientos. En el noreste de Nigeria, se calcula que más 1,8 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares. De ellos, más de la mitad han buscado refugio en la capital de Borno: Maiduguri.

Para hacer frente a la política del odio, debemos desafiarla

Hace poco se hubiera considerado demasiado sensacionalista comparar los actuales acontecimientos políticos con los peligrosos días de la Europa de la década de 1930. Hoy se formula abiertamente la pregunta: ¿estamos volviendo al mismo clima de peligro que precedió a la segunda Guerra Mundial?

Vida en Yemen: una lucha por la supervivencia

En marzo de 2015 el conflicto en Yemen se intensificó y alrededor de 19 millones de personas necesitan ayuda humanitaria. Esta cifra equivale al 70% de la población, el porcentaje más alto en cualquier país del mundo.

Sin derecho a una atención médica que podría salvar vidas

Durante los últimos 22 meses, nuestros equipos en la ciudad de Taiz (Yemen) han visto cómo la situación de la población civil iba de mal en peor. Desafortunadamente, es un reflejo de lo que está sucediendo en el resto del país.

Nigeria: El viaje de dos horas que llevó 780 días

Tras una noche sin dormir por los rumores de que los combates se estaban acercando a la localidad de Damaturu, Aisha está trenzando el pelo de su primera clienta del día. Pero no mucho después el sonido de las bombas se hace más fuerte. Los tiroteos también se aproximan. Finalmente, está tan cerca que llega el momento de que Aisha y los demás residentes de la calle Bukka Bukway (siete chozas) huyan para salvar sus vidas.

En un mundo igualitario, las niñas deberían poder elegir su futuro

La Mutilación Genital Femenina (MGF) concentra algunos de los problemas más intrincados a los que nos enfrentamos para intentar cambiar el futuro para las niñas de todo el mundo. El corte y la sutura de las partes íntimas de una niña de tal forma que sufre graves daños de por vida, no tiene ninguna sensación durante el sexo salvo probablemente dolor y podría sufrir aún más daño cuando dé a luz, es para muchos una violación obvia y horrible de los derechos.