Un 12% de niños rohingyas sufren desnutrición en los campos de refugiados de Bangladesh

Campo de refugiados de Kutupalong
SAVE THE CHILDREN / PEDRO ARMESTRE
Publicado 28/06/2018 11:00:14CET

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La temporada del monzón amenaza la seguridad de los más de 800.000 rohingyas que viven en campos de refugiados de Bangladesh, de los cuales la mitad son niños y niñas, ha advertido Save the Children, que ha recordado que solo uno de cada 14 menores recibe una dieta adecuada y un 12 por ciento sufre desnutrición.

El barrizal provocado por las lluvias se mezcla con los residuos fecales y amenaza con provocar enfermedades como el cólera y agravar los problemas nutricionales de los 400.000 niños, la mayoría de los cuales han huido de la violencia y la represión desatadas en Birmania desde finales de agosto de 2017.

Save the Children estima que más de 280.000 refugiados rohingya necesitan con urgencia asistencia alimentaria, entre ellos 145.000 niños menores de cinco años y más de 50.000 mujeres embarazadas y madres lactantes, según un comunicado de la ONG.

En una de las precarias tiendas vive Suleiman junto a su mujer, Mariam, y a sus cuatro hijos de entre siete meses y ocho años de edad. "El bebé tiene mucha debilidad y apenas tenemos ropa seca para vestirle", explica Suleiman, cuya familia solo puede permitirse una comida al día.

La casa de Suleiman, construida básicamente con bambú, apenas se tiene en pie y este hombre teme por su futuro "si no aguanta". En las últimas semanas, el temporal ha provocado 3.500 corrimientos de tierra y se ha llevado por delante más de 2.000 casas, ha alertado Save the Children, que ha instado a la comunidad internacional a intensificar la respuesta humanitaria.

Contador