Los 25.000 menores inmigrantes atrapados en Europa, en riesgo de problemas psicológicos

 

Los 25.000 menores inmigrantes atrapados en Europa, en riesgo de problemas psicológicos

Niños refugiados en Kara Tepe, Lesbos
UNICEF/GILBERTSON VI
Publicado 04/05/2017 12:00:53CET

La agencia de la ONU advierte de que mantener a las familias unidas es la mejor forma de proteger a los niños

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La prolongada situación de limbo en la que se encuentran los cerca de 75.000 refugiados e inmigrantess atrapados en Grecia, Bulgaria, Hungría y los Balcanes, de los que unos 24.600 son niños, deja a estas personas en riesgo de sufrir problemas psicológicos, ha alertado este jueves el Fondo de la ONU para la Infancial (UNICEF).

La agencia de la ONU ha denunciado que pese a tener el legítimo derecho a reunirse con sus familias en los países de destino de Europa Occidental, como Alemania o Suecia, la mayoría de demandantes de asilo no sabe cuándo o si les permitirán seguir adelante con su viaje.

La situación es especialmente grave para las madres que están solas y para los niños atrapados en Grecia o en los Balcanes, que esperan poder reunirse con sus familiares en otros países de la Unión Europea, ha subrayado UNICEF.

En 2016, más de 100.000 niños llegaron a Grecia, Italia, Bulgaria y España, de los que 33.800 (el 34 por ciento) fueron menores no acompañados. Según UNICEF, solo 3.259 menores se beneficiaron del programa de reubicación en Grecia e Italia, de los que 166 eran menores no acompañados.

"Estamos viendo a madres solas y niños atrapados en Grecia, Serbia y Bulgaria que no ven a sus maridos y padres desde hace meses, o incluso años", ha resaltado el director regional de UNICEF y coordinador especial para la Crisis de Migrantes y Refugiados en Europa, Afshan Khan.

"El proceso de reunificación familiar es lento y el resultado incierto", ha lamentado, subrayando que "esta incertidumbre puede causar en los niños y sus familias una enorme ansiedad y sufrimiento emocional que puede durar años".

Según ha explicado UNICEF, en muchos casos los primeros en emprender el viaje hacia Europa son los hombres adultos, mientras que el resto de la familia lo hace después. Pero debido al cierre de fronteras en 2016 y a la implementación del acuerdo UE-Turquía, otros miembros de las familias han quedado retenidos en los países de tránsito, desde donde tienen que solicitar la reagrupación familiar con sus seres queridos, un proceso que normalmente lleva entre 10 meses y dos años.

"La Comisión Europea ha dado recientemente directrices para reforzar la protección de los niños migrantes y refugiados en Europa. Es de la máxima urgencia que todos los países miembros pongamos en práctica dichas recomendaciones, o la protección de la infancia y sus derechos sufrirán preocupantes vulneraciones", ha defendido la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF Comité Español, Maite Pacheco.

MADRES DESMOTIVADAS

UNICEF y sus aliados en Grecia están supervisando la salud mental y la depresión entre las mujeres y niños que esperan reunirse con sus familiares, y proporcionando apoyo psicosocial. "Muchas madres se sienten estancadas y parecen haber perdido la motivación", ha explicado Sofia Tzelepi, una abogada que trabaja con Solidarity Now, organización aliada de UNICEF, subrayando que "su estado emocional afecta también a sus hijos".

La mayoría de solicitudes de reunificación familiar provienen de niños y familias separadas atrapadas en Grecia, pero debido al gran número de casos y a la implicación de al menos dos países de la UE, el proceso puede ser extremadamente lento.

En 2016 se realizaron cerca de 5.000 solicitudes de reunificación desde Grecia, de las cuales 700 procedían de menores no acompañados o separados de sus familias. Un total de 1.107 tuvieron un resultado favorable y quienes la presentaron habían llegado al país de destino a final de año.

Entretanto, el número de migrantes y refugiados atrapados en Grecia, Hungría y los Balcanes ha aumentado en torno a un 60 por ciento en comparación con el año pasado, pasando de 47.000 en marzo de 2016, a 80.000 a finales de abril de este año.

MANTENER A LAS FAMILIAS UNIDAS

"Mantener a las familias unidas es la mejor manera de garantizar que los niños están protegidos, y por eso la reunificación familiar es tan importante para los niños migrantes y refugiados", ha explicado Khan.

El responsable de UNICEF ha subrayado que "mientras el número de personas atrapadas sigue creciendo, es obligación de los estados miembros mejorar los procesos y eliminar los cuellos de botella para que las familias puedan reunirse lo antes posible".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies