Los 28 constatan las diferencias y complejidad para proteger a escala europea a delatores de fraudes empresariales

 

Los 28 constatan las diferencias y complejidad para proteger a escala europea a delatores de fraudes empresariales

Publicado 28/03/2017 18:26:46CET

13 países firman la carta para iniciar la cooperación reforzada para crear una Fiscalía europea contra delitos económicos

BRUSELAS, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Justicia de la Unión Europea han abordado este martes por primera vez la reflexión sobre si es necesario avanzar hacia una protección europea para los delatores de secretos empresariales que desvelan prácticas fraudulentas, en un almuerzo que ha dejado patente las diferencias entre las legislaciones nacionales y la complejidad del caso.

Los ministros han tenido una discusión "muy franca" sobre el asunto, según ha apuntado el presidente de turno de la UE y titular de Justicia maltés, Owen Bonnici, quien ha advertido de que la reflexión no está madura y es prematuro aventurar si será necesario un instrumento europeo.

La comisaria de Justicia y Protección al Consumidor, Vera Jourova, por su parte, ha explicado que esperará a tener los resultados de la consulta pública en marcha y de un estudio a finales de junio, para sacar conclusiones a partir de julio.

"No he hecho ninguna promesa, no me he comprometido a presentar una propuesta legislativa, porque hay aspectos complejos y delicados aún", ha explicado la comisaria en una rueda de prensa tras el encuentro con los ministros.

La discusión de este martes se ha centrado en conocer las distintas experiencias de los Estados miembros --sólo la mitad cuenta con normas específicas para proteger a los delatores-- y en plantear los límites que debería tener la norma si se creara.

Jourova se ha hecho eco de unas palabras del ministro luxemburgués Félix Braz para apuntar la necesidad de "tener cuidado" para que los esfuerzos a escala europea no se traduzcan en fomentar una "cultura de la denuncia", sino de la "transparencia".

Otra de las cuestiones que preocupan a los países es cómo diferenciar claramente entre quienes actúan "de buena fe" de otros informantes que filtren documentos secretos de sus empresas por razones de interés personal o venganza.

Tras escuchar a las delegaciones, la comisaria se ha mostrado "muy prudente", según han apuntado fuentes europeas, por la dificultad de una armonización de las normas en la Unión Europea.

Otra de las cuestiones que han ocupado a los ministros en Bruselas ha sido la confirmación del compromiso de un grupo de Estados miembros suficiente para lanzar una cooperación reforzada para crear una Fiscalía Europea, con la que investigar y perseguir el fraude y otros delitos que perjudiquen a los intereses financieros de la Unión.

La falta de unanimidad ha impedido durante años iniciar este proyecto a Veintiocho, pero este martes 13 delegaciones, entre ellas España, han firmado la carta formal con la que se activará formalmente el proceso de cooperación.

La comisaria ha augurado que otros tres países se unirán a la firma de aquí al viernes, tras cumplir con los procedimientos nacionales, y ha subrayado que la puerta queda abierta para que otros se sumen más adelante si lo desean.

Una vez se notifique por carta la cooperación reforzada, los 16 países implicados iniciarán la negociación del reglamento final (son necesarios un mínimo de nueve países para hacer uso de la cooperación).

Los ministros han recalcado este martes que la firma de este procedimiento "no compromete en nada" a los países implicados, que podrían abandonar durante el proceso de negociación si el texto final no les satisface, según han advertido fuentes europeas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies