Los 28 discuten aplazar las sanciones contra Rusia o vía para suspenderlas si el alto el fuego se mantiene

Actualizado 05/07/2015 13:05:37 CET

BRUSELAS, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los Gobiernos de la UE discuten este lunes si aplazan la aplicación de las nuevas sanciones económicas contra Rusia por su intervención militar directa en el este de Ucrania o la vía para suspenderlas si finalmente el alto el fuego anunciado entre Ucrania y los grupos separatistas del este del país se mantiene, según han explicado fuentes diplomáticas.

"No se trata de bloquear el paquete. Se trata de definir la mejor vía adelante para mantener la presión. Si queremos que el paquete entre en vigor mañana y luego las posibilidades para levantarlo o lo queremos congelar" y no aplicarlo desde este martes, como estaba inicialmente previsto, han explicado fuentes diplomáticas.

"Falta por ver cuándo se aplicarán las sanciones", ha explicado el primer ministro finlandés, Alexander Stubb, en declaraciones a la prensa, según la cadena Lye.

El primer ministro finlandés ha asegurado que Finlandia apoya el nuevo paquete de sanciones pero ha admitido que el calendario para aplicarlas constituye un "desafío" tras apuntar algunos progresos entre Ucrania y Rusia y ha admitido que aunque el impacto de las nuevas sanciones "no será enorme" sí ha admitido "mucha preocupación por las repercusiones indirectas y posibles contra-represalias de Rusia", según la cadena.

Un país de la UE habría rechazado aprobar el paquete este lunes, mientras que "un número considerable no ha dicho que sí", según han explicado fuentes diplomáticas.

Eslovaquia ha rechazado que haya bloqueado el nuevo paquete de sanciones porque ya el viernes se incorporaron sus demandas para despejar "todas" sus "preocupaciones" en el sector del mercado de capitales y relativas a los bienes de uso dual, han explicado fuentes diplomáticas, después de que este país fuera previamente identificado como el país que bloqueó el acuerdo por algunas fuentes diplomáticas.

Eslovaquia, Chipre, República Checa, Austria, Hungría y Finlandia han sido los países que más preocupación han mostrado respecto a la posibilidad de avanzar en más sanciones contra Rusia.

Los embajadores de los Veintiocho ante la UE han iniciado a las 18.00 horas "una reunión informal" para abordar "la implementación del paquete de sanciones contra Rusia", según han explicado fuentes europeas.

Los Veintiocho llegaron a un acuerdo el viernes pasado a nivel de embajadores para reforzar el paquete de sanciones económicas adoptado a finales de julio contra Rusia en respuesta a su intervención militar directa sobre el terreno en los sectores financiero, defensa y tecnología de uso dual y energético y también acordaron congelar los activos y prohibir la entrada de otros 24 dirigentes rusos, de Crimea y de Donbás.

Los Gobiernos europeos se dieron hasta el lunes para aprobar formalmente el paquete por el procedimiento escrito y dejaron la puerta a suspenderlo en función del alto el fuego y también las perspectivas de un acuerdo político, han explicado fuentes europeas.

Los Gobiernos tenían hasta las 15.00 horas para dar su visto bueno al paquete de sanciones y se esperaba que se publicara en el Diario Oficial de la UE este martes, para su aplicación inmediata.

EL PAQUETE

El nuevo paquete pactado el viernes contemplaba restringir la financiación en los mercados de capitales europeos a las compañías de defensa y energía estatales o cuyos ingresos procedan en un 50% al menos de la venta de crudo o productos petroleros, según fuentes europeas. Estas incluyen Rosneft, Transneft y Gazprom Neft.

Los Gobiernos europeos ya acordaron a finales de julio prohibir "la compra, venta, intermediación o prestación de asistencia en la emisión o cualquier otra forma de negociación, de modo directo o indirecto, en relación con bonos, obligaciones, acciones o instrumentos financieros similares con vencimiento a más de 90 días emitidos después del 1 de agosto de 2014 por cinco bancos propiedad del Estado ruso: el Sberbank, el VTB Bank, el Gazprombank, el Vnesheconombank (VEB) y el Rosselkhozbank, pero la madurez de los mismos se reducirá ahora de "los 90 a 30 días".

Igualmente, el paquete contempla prohibir los préstamos sindicatos para las empresas bancarias, de defensa y energía sancionadas y prohibir "los servicios asociados" para la perforación en aguas profundas, exploración en el Ártico y producción de petróleo de esquisto, incluidos por ejemplo "servicios de perforación, pruebas en pozos petroleros o el suministro de buques".

Los Veintiocho ya acordaron a finales de julio que la exportación de "determinados equipos y tecnología relacionada con la energía", limitado al sector petrolero, quedaría "condicionada a una autorización previa" y que se denegarían las licencias de exportación "para la exploración y producción de petróleo en aguas profundas, petróleo de esquisto y exploración de petróleo en el Ártico" pero dejaron el sector del gas fuera de las sanciones, dada su mayor sensibilidad.

El nuevo paquete también prevé ampliar las restricciones en equipos de uso dual, con aplicaciones civiles y militares, a "usuarios civiles" y no sólo como a los usuarios finales militares y reforzar el embargo de importación y exportación de armas a Rusia aprobado a finales de julio para nuevos contratos para "cerrar un resquicio", han explicado fuentes europeas. "Básicamente para corregir algunas inconsistencias identificadas en la aplicación del embargo relacionadas con la asistencia financiera y técnica para las importaciones y exportaciones de armas", han precisado otras fuentes.

No se prevé ampliar el embargo de armas a Rusia acordado en julio para los nuevos contratos con el objetivo de incluir a los ya firmados como los portahelicópteros Mistral de Francia a Rusia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies