Unos 300 terroristas franceses han muerto en Irak y Siria desde 2014

Grafiti de Estado Islámico en una iglesia en Irak
REUTERS / ARI JALAL - Archivo
Actualizado 07/03/2018 11:08:47 CET

PARÍS, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unos 300 franceses integrados en las filas del grupo terrorista Estado Islámico han perdido la vida en Irak y Siria desde el año 2014, según un recuento de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) gala, que estima que 1.700 ciudadanos se han incorporado a las milicias yihadistas durante este tiempo.

El balance incluye entre los fallecidos a 288 hombres y 12 mujeres y contempla tanto personas con una única nacionalidad como casos de doble nacionalidad, ha informado este miércoles France Info. Aunque no se ha difundido la lista completa, la emisora sí ha confirmado que en ella figura Sabri Essid, hermano de Mohamed Merah, el terrorista que perpetró varios ataques en Montauban y Toulouse en 2012.

El Gobierno francés ha abierto un debate sobre el futuro de estas personas y ha apoyado que sean juzgados por los tribunales de los países donde hayan cometido el delito, desentendiéndose de posibles repatriaciones. "Si mueren en combate, diría que mucho mejor", llegó a apuntar la ministra de Defensa, Florence Parly, en octubre.

Las autoridades galas calculan que al menos 323 de estos terroristas han vuelto a Francia, entre ellos 68 menores, mientras que casi 680 adultos y más de 500 niños seguirían todavía en zonas en conflicto, según los datos revelados por el Gobierno de Emmanuel Macron en febrero al anunciar el plan de prevención de la radicalización.