El 5+1 e Irán concluyen ronda con diferencias notables y pactan reunirse el 13 de mayo para intentar limarlas

Publicado 09/04/2014 16:59:12CET

BRUSELAS, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 5+1 e Irán han concluido este miércoles con notables divergencias la tercera ronda de negociaciones en Viena con el objetivo de cerrar un acuerdo nuclear definitivo y han vuelto a pactar reunirse el 13 de mayo para acercar posturas y limar las diferencias.

"Hemos tenido discusiones sustanciales y detalladas que han cubierto todas las cuestiones que necesitan formar parte de un acuerdo completo", han explicado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, y el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, que encabezan las negociaciones por ambas partes, en un comunicado conjunto al término de la tercera ronda, que arrancó este martes y ha concluido hoy en Viena.

"Se necesitará mucho trabajo intenso para superar las diferencias que naturalmente todavía existen en esta fase en el proceso", han admitido ambas partes, que se han marcado el 20 de julio como fecha objetivo para cerrar un acuerdo definitivo.

Ambas partes han acordado "avanzar ahora a la siguiente fase de negociaciones" en las que intentarán "acercar las diferencias en todas las áreas clave y el trabajo en los elementos concretos de un posible acuerdo completo" y reunirse de nuevo en Viena el próximo 13 de mayo.

Las negociaciones cubren entre otros cuestiones relativas al enriquecimiento de uranio --Irán se ha comprometido a no enriquecer uranio por encima del 5% durante las negociaciones--, así como el reactor de agua pesada de Arak, que la comunidad internacional teme que pueda ser una segunda vía para desarrollar un programa nuclear a partir del plutonio, la cooperación nuclear civil y las sanciones.

Teherán ha declarado su intención de proteger estrictamente lo que considera su derecho inalienable a enriquecer uranio con objetivos civiles. En particular, Irán se muestra especialmente reticente a la hora de dialogar sobre el estatus de instalaciones supuestamente militares, sus futuros programas de investigación nuclear, y la aplicación del calendario establecido por la comunidad internacional para retirar paulatinamente las sanciones a Irán conforme progresan las conversaciones.

El 5+1, integrado por Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania, e Irán lograron cerrar un acuerdo preliminar a finales de noviembre pasado en Ginebra, en virtud del cual el régimen iraní se comprometió a congelar parte de su programa y retroceder en sus partes más polémicas a cambio del levantamiento de algunas sanciones económicas impuestas por la UE y Estados Unidos.

El acuerdo final contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio pero dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio Irán debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies