Unos 7.500 japoneses protestan por la reactivación de dos reactores en una central nuclear

Actualizado 29/09/2014 20:45:31 CET

KAGOSHIMA (JAPÓN), 29 Sep. (Reuters/EP) -

   Cerca de 7.500 personas de todo Japón se han reunido este domingo en el parque Tenmonkan Koen, en Kagoshima, para manifestar su oposición al plan de reactivación de dos reactores en la central nuclear de Sendai.

   La Autoridad para la Regulación Nuclear aprobó formalmente el 10 de septiembre la puesta en funcionamiento de los reactores en la planta de Satsuma-Sendai, después de pasar el estricto protocolo aprobado tras el desastre en Fukushima, en marzo de 2011. No obstante, Kyushu Electric Power, el operador de la planta de Sendai, todavía debe obtener el consentimiento de las autoridades locales cercanas a la plante antes de encender los reactores.

   Las protestas del 28 de septiembre en la prefectura de Kagoshima han estado organizadas por un comité de 90 personas y han participado diversos  grupos de ciudadanos. Tras la manifestación, los congregados marcharon por el corazón de la ciudad de Kagoshima para expresar su oposición al reactor y pedir el fin de la energía nuclear.

   Naoto Kan, primer ministro durante el desastre de Fukushima, dio un discurso en la protesta. "Es esencial que los gobiernos de la ciudad y de otras localidades en un radio de 30 kilómetros de la planta tengan claro si están de acuerdo con la reactivación de los reactores", ha pedido Kan. Las autoridades locales están obligadas a preparar un plan de evacuación de los residentes en caso de que se repita un accidente similar al de 2011.

   "Apoyaré completamente el movimiento para parar la planeada reanudación de los reactores", ha reconocido Kan. El exministro lleva comprometido con las causas antinucleares desde que dimitió en 2011.

   Chikako Nishiyama, exmiembro de la asamblea de Kawauchi de la provincia de Fukushima, también ha participado en las protestas. "Quiero que la gente sepa la realidad", ha dicho Nishiyama, en referencia a la evacuación temporal forzada de los residentes.

   "Si se establece un precedente en la planta nuclear de Sendai, podría animar a una reactivación de otras plantas", ha explicado Nishiyama. "Quiero desviar el movimiento a cualquier costa", ha añadido. En la actualidad, todos los reactores nucleares de Japón están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies