Unos 8.000 civiles han huido del oeste de Mosul desde mediados de febrero, según la ONU

Fuerzas  especiales iraquíes en Mosul
GORAN TOMASEVIC / REUTERS
Publicado 01/03/2017 9:08:47CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unos 8.000 civiles han huido del oeste de Mosul desde que comenzaron el 19 de febrero las operaciones militares para desalojar a los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico de esta zona de la ciudad más importante del norte de Irak, según ha informado la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), en su último informe de situación.

Los 8.000 civiles que han dejado la zona occidental de Mosul y suy periferia se han dirigido mayoritariamente a localidades situadas al sur de la ciudad. Según la OCHA, la mayoría de los desplazados llegan exhaustos y deshidratados. Naciones Unidas ha entregado kits de emergencia de alimentos y agua a unas 8.800 personas que están en campamentos y en lugares de emergencia, así como ayuda a los nuevos desplazados.

Las organizaciones humanitarias, según la OCHA, están ampliando las capacidades de las zonas de alojamiento en Hammam al Alil, Qayyarah y Hajj Ali, y están apoyando los esfuerzos del Gobierno de ampliar los emplazamientos en Jadah y en Al Salamiyah.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas ha dicho que la cifra de civiles heridos en la ofensiva en el oeste de Mosul es "alta", con más de 75 personas recibiendo tratamiento por lesiones en varios puntos de estabilización cercanos al frente.

Desde el 17 de octubre hasta el 22 de febrero, más de 1.776 civiles han sido enviados a los principales hospitales de Erbil, en el Kurdistán iraquí, para recibir tratamiento por traumatismo. Además, entre el 8 de enero y 22 de febrero, el hospital quirúrgico de Bartalá ha atendido a 618 civiles por traumatismos.

Naciones Unidas ha alertado también de que hay importantes problemas de escasez de agua potable en el este de Mosul. "Los civiles en mcuhos barrios del sur y el oeste de la zona occidental de Mosul no tienen acceso a la red pública y pueden estar accediendo a agua potable no tratada. El restablecimiento de la red de suministro de agua es una prioridad clave", ha señalado la OCHA.

La OCHA ha explicado que desde que se iniciaron el 19 de febrero las operaciones militares para echar a Estado Islámico del oeste de Mosul se han registrado grandes cifras de personas desplazadas de sus hogares por los combates.

"Desde que comenzó la operación, aproximadamente 8.000 personas han huido del oeste de Mosul y las localidades cercanas a localidades situadas al sur, principalmente a Hammam al Alil, al campamento de Jadá y a los emplazamientos de emergencia de Hajj Ali y del aeródromo de Qayyarah", ha indicado.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU ha subrayado que la situación es "desesperada" para cerca de 750.000 civiles que continúan en el oeste de Mosul, donde desede noviembre se mantienen cortadas las rutas de suministro, en particular la autovía que lleva de esta ciudad hasta Siria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies