Unas 900 personas han muerto por los bombardeos del régimen sirio en Ghuta Oriental

Edificios destruidos en Duma, Ghuta Oriental
REUTERS / BASSAM KHABIEH
Publicado 08/03/2018 13:16:01CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 900 personas han muerto como consecuencia de los bombardeos lanzados por el régimen de Siria y sus aliados en el enclave de Ghuta Oriental, escenario de una escalada de violencia desde hace algo más de dos semanas, ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Esta organización, con sede en Londres pero fuentes sobre el terreno, ha confirmado este jueves el fallecimiento de al menos 898 personas en los últimos 18 días. Entre estas víctimas figuran 188 niños, pese a que Damasco y Moscú sostienen que su objetivo es contrarrestar a los grupos terroristas activos en la zona.

Las fuerzas leales a Bashar al Assad aspiran a partir en dos el control rebelde sobre Ghuta Oriental, una zona donde permanecerían atrapadas 400.000 personas, según datos de la ONU. La pérdida de este enclave supondría para la insurgencia su mayor golpe desde la ofensiva de Alepo a finales de 2016.

El Observatorio y un comantante afín al régimen consultado por Reuters han asegurado que Ghuta ya está 'de facto' partida en dos, pero un portavoz del grupo Failaq al Rahman, una de las principales facciones reeldes en la zona, ha negado a dicha agencia que se haya llegado a este punto.

Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) tenían previsto enviar este jueves un convoy con ayuda, aparentemente porque no se dan las garantías suficientes. El primer grupo de vehículos tuvo que abandonar antes de tiempo el lunes por riesgos para la seguridad.

Entretanto, los medios estatales han informado de la apertura de un corredor en la parte este para permitir la salida de civiles "que están atrapados por los grupos terroristas". Los rebeldes siempre se han negado a aceptar este tipo de concesiones, alegando que el régimen solo pretende eliminar a la disidencia de las zonas que no controla.