Al Abadi rechaza repetir los comicios y apunta a una intencionalidad en el incendio en el almacén electoral

Incendio almacén electoral Bagdad
REUTERS / THAIER AL-SUDANI
Actualizado 12/06/2018 19:40:47 CET

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ha afirmado este martes que las informaciones preliminares apuntan a que el incendio registrado el fin de semana en un almacén de urnas electorales fue deliberado y se ha pronunciado en contra de repetir los comicios parlamentarios.

En unas declaraciones tras el consejo de ministros, Al Abadi ha reiterado además que ni el Gobierno ni el Parlamento pueden ordenar la repetición de elecciones y ha recordado que esta posibilidad está en manos del Tribunal Supremo.

En este sentido, se ha pronunciado contra la posibilidad de repetir los comicios y ha recalcado que "hay que trabajar para formar un nuevo Gobierno", según ha informado la cadena de televisión local Al Sumaria.

Las declaraciones han llegado un día después de que un tribunal iraquí emitiera órdenes de arresto contra tres policías y un funcionario de la Alta Comisión Electoral Independiente por supuestamente prender fuego al almacén, ubicado en el área bagdadí de Rusafa.

El almacén fue incendiado este domingo poco después de que el Parlamento ordenara la semana pasada un recuento manual de las papeletas tras las denuncias de fraude planteadas por varios partidos políticos.

La decisión del Parlamento fue adoptada durante una sesión extraordinaria en la que también se acordó la disolución de la Alta Comisión Electoral Independiente y se procedió a designar a nueve jueces en su lugar y a otros 18 que se encargarán de cada sede provincial del organismo.

El lunes, el influyente clérigo chií Muqtada al Sadr hizo un llamamiento a la "cooperación" y la "solidaridad" y se pronunció contra la posibilidad de repetir las elecciones.

En un poema publicado en la página web de su oficina, Al Sadr --cuya coalición se hizo con la victoria en las parlamentarias celebradas el 12 de mayo-- dijo que "Irak está herido" y que el país "aún sufre ocupación, terrorismo y corrupción".

"Es hora de que Irak se una con honor, pureza, hermandad y paz. Es hora de unirnos por la construcción y reconstrucción, en lugar de incendiar urnas electorales o buscar la reelección por un escaño o dos", manifestó.

El propio Al Abadi aseguró el domingo que el incendio en el almacén de la comisión electoral "es una conspiración" y un ataque contra el proceso democrático.

Por su parte, el presidente del Parlamento iraquí, Samir al Yaburi --quien perdió su escaño en los comicios--, ha reclamado que se repitan las elecciones. Las urnas eran parte de un recuento manual de los votos de las elecciones de mayo, ordenado por el Parlamento iraquí el pasado miércoles.

"El crimen de quemar almacenes de almacenamiento de urnas en el área de Rusafa es un acto deliberado, un crimen planeado, destinado a ocultar casos de fraude y manipulación de votos, mentir al pueblo iraquí y cambiar su voluntad y sus elecciones", dijo.

APLAUDE EL LLAMAMIENTO AL DESARME

En otro orden de cosas, Al Abadi ha aplaudido el llamamiento al desarme formulado por Al Sadr después de la explosión registrada la semana pasada en un arsenal ubicado en el barrió bagdadí de Ciudad Sadr, de mayoría chií y bastión del clérigo, que se saldó con 18 muertos.

"Aplaudo el anuncio de Muqtada de que sus seguidores se comprometen a no tener armas al margen del Estado. Consideramos que esto es bueno", ha dicho, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

En este sentido, ha manifestado que "lo que pasó en Ciudad Sadr es muy lamentable, un crimen". "Los responsables recibirán su justo castigo", ha zanjado el primer ministro iraquí.

RESULTADO ELECTORAL

El bloque encabezado por Al Sadr, Sayirun, se hizo con la victoria en las parlamentarias, según los resultados definitivos anunciados el 20 de mayo por la comisión electoral. Al Sadr dijo la semana pasada que estaba dando "los últimos retoques" al nuevo Ejecutivo.

Según estos resultados, Sayirun --coalición en la que se encuentra el Partido Comunista de Irak y formaciones seculares-- se hizo con un total de 54 escaños, impulsado por una amplia victoria en la capital del país, donde obtuvo 17 de los 55 escaños en juego.

La formación de Al Sadr logró así ocho escaños más en Bagdad que la coalición Fatih --con lazos con la coalición de milicias Fuerzas de Movilización Popular, aliadas de Irán--, mientras que su distancia total a nivel nacional ha sido de un total de siete representantes en el Parlamento.

De esta forma, Fatih quedó en segundo lugar con 47 escaños, por los 42 recabados por la coalición Nasr (Victoria) de Al Abadi, y los 26 conseguidos por la coalición Estado de Derecho del ex primer ministro Nuri al Maliki.

Por detrás se sitúan el Partido Democrático del Kurdistán (KDP), con 25 escaños; Al Uataniya, con 22; Hikma, con 19, y la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK), con 18. Otros doce partidos han conseguido representación parlamentaria y se reparten el resto de los escaños.