Al Abadi se ve obligado a abandonar un campus en Wasit por los disturbios durante una protesta contra él

 

Al Abadi se ve obligado a abandonar un campus en Wasit por los disturbios durante una protesta contra él

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi
AKO RASHEED/REUTERS
Publicado 01/03/2017 4:08:35CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, se ha visto obligado este martes a abandonar un campus universitario en la provincia de Wasit (ubicada al sureste de Bagdad) después de que un grupo de manifestantes provocaran disturbios durante las protestas contra su visita.

La situación ha derivado en enfrentamientos entre algunos estudiantes --que han llegado a lanzar ladrillos contra el primer ministro-- y los guardias de seguridad de Al Abadi, que han disparado al aire y lanzado gases lacrimógenos.

Al Abadi viajó a la provincia para un encuentro de su gabinete, tras lo que visitó la universidad, donde decenas de estudiantes han coreado cánticos contra él y han acabado atacando su convoy.

Según las informaciones recogidas por el portal local de noticias Iraqi News, decenas de manifestantes han sufrido problemas respiratorios a causa de la inhalación de gases lacrimógenos.

Tras los incidentes, el influyente clérigo chií Muqtada al Sadr ha publicado un comunicado disculpándose con Al Abadi, en medio de las informaciones que apuntan a que los estudiantes son seguidores de su formación.

Las sospechas derivan de los cánticos coreados por los estudiantes, los mismos que se han escuchado en las últimas semanas en las protestas convocadas por Al Sadr contra el Gobierno en la capital, Bagdad.

Por su parte, la oficina de Al Abadi ha publicado otro comunicado en el que ha criticado a los 'dawaesh' de los medios y la política, utilizando una palabra que hace referencia a los miembros y simpatizantes del grupo yihadista Estado Islámico.

"Cada vez que llegamos a una fase clave y obtenemos victorias, provocan problemas que afectan negativamente a la situación en el país", ha lamentado, pidiendo que los problemas con el primer ministro "no afecten a la seguridad del país".

La capital de Irak lleva un par de días en una situación caótica por las manifestaciones contra el Gobierno para pedir una reforma de la ley electoral y contra la corrupción, que los partidarios de Al Sadr --que reclaman la formación de un gobierno de tecnócratas, no afiliados con partidos políticos-- han aprovechado para repetir las masivas protestas de hace meses contra el Ejecutivo iraquí.

Al Abadi ha criticado las protestas, asegurando que tienen un impacto negativo en las operaciones militares contra Estado Islámico en el país, y especialmente en Mosul. En las mismas participan milicianos leales a Al Sadr.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies