Abbas advierte del riesgo de una nueva intifada

Actualizado 22/09/2015 15:14:15 CET

PARÍS, 22 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente palestino, Mahmud Abbas, ha advertido este martes del riesgo de una nueva intifada si los choques entre israelíes y palestinos continúan.

Tras un encuentro con el presidente de la Autoridad Palestina en el Elíseo, el presidente francés, François Hollande, ha reclamado el respeto de los principios internacionales y ha recordado que ha multiplicado los contactos con los dirigentes de la región "ante la gravedad de la situación".

"Lo que está pasando es extremadamente peligroso, nosotros no queremos que continúe", ha afirmado Abbas en una declaración a la prensa junto a Hollande. "Si la situación continúa, la alternativa sería el caos o una intifada que nosotros no queremos", ha prevenido.

"Debemos pedir a (el primer ministro israelí Benjamin) Netanyahu parar, que ordene el cese de estos acontecimientos que ocurren en Jerusalén que cese la colonización" ha añadido.

Las tensiones entre israelíes y palestinos se han agravado en las últimas semanas, con los palestinos y los países árabes acusando a Israel de violar los acuerdos internacionales sobre el acceso a la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén.

Las fuerzas de seguridad israelíes están en alerta máxima en Jerusalen y en Cisjordania debido a la celebración de la festividad judía de Yom Kippur. Las autoridades israelíes han anunciado que los desplazamientos entre Israel y los territorios palestinos estarán limitados hasta la medianoche del miércoles.

HOLLANDE LLAMA A LA CALMA

Por su parte, Hollande ha llamado al "apaciguamiento, a la calma y al respeto de los principios" y ha expresado su respaldo a que no se ponga en tela de juicio la Explanada de las Mezquitas, "es decir, el estatus quo de 1967 que rige el modo de acceso" a este lugar.

Abbas ha expresado su apoyo a la iniciativa francesa para el establecimiento de un grupo de apoyo a la organización de un esfuerzo de paz entre Israel y los palestinos. París defiende desde hace meses la creación de un grupo que englobaría al Cuarteto (Estados Unidos, Rusia, UE y ONU), los miembros del Consejo de Seguridad, los países árabes y los países europeos.

Este grupo estaría a cargo de presionar a las dos partes para incitarles a alcanzar compromisos. A cierto plazo, la idea sería hacer aprobar conversaciones mediante una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que definiría un calendario y fijaría los parámetros para las discusiones.

Sin embargo, este proyecto ha sido frenado por la tibieza de Estados Unidos en un contexto de precampaña de cara a las elecciones presidenciales de 2016.