Abbas hablará el 20 de febrero ante el Consejo de Seguridad de la ONU

Mahmud Abbas
REUTERS / OSMAN ORSAL
Publicado 02/02/2018 1:37:18CET

NUEVA YORK, 2 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, hablará el 20 de febrero ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el marco de su reunión mensual sobre Oriente Próximo, en medio del aumento de las tensiones tras la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Abbas ha indicado en varias ocasiones desde el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, que buscará que el Consejo de Seguridad de la ONU conceda el estatus de miembro a Palestina y que sólo aceptará un proceso de paz mediado por la comunidad internacional.

"Será bueno que los miembros del Consejo de Seguridad escuchen al presidente (palestino)", ha dicho el embajador kuwaití ante la ONU, Mansur Ayad al Otaibi, quien preside el organismo durante este mes. "Ningún miembro del consejo ha rechazado esta propuesta", ha agregado.

El embajador de Israel ante Naciones Unidas, Danny Danon, ha acusado a Abbas de "buscar poner fin a cualquier posibilidad de negociaciones con Israel" con su intervención ante el Consejo de Seguridad.

"Abbas está malinterpretando totalmente la realidad actual y dañando las expectativas de un futuro mejor para su pueblo", ha señalado en un comunicado publicado este jueves.

Al Otaibi ha señalado que Israel no ha pedido por el momento enviar un representante de alto nivel a la reunión del Consejo de Seguridad.

En 2012, la Asamblea General de la ONU dio un reconocimiento 'de facto' a Palestina como 'estado no miembro', en lugar de 'entidad'. Sin embargo, es el Consejo de Seguridad el que debe recomendar a la Asamblea General que conceda el reconocimiento total a un Estado.

Asimismo, sería necesario que dos tercios de la Asamblea General de la ONU votaran a favor para que fuera aprobado. En cualquier caso, Estados Unidos vetaría probablemente la propuesta en el Consejo de Seguridad.

El reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital israelí ha dinamitado cualquier expectativa de paz. Este gesto de la Administración de Trump ha acabado con el consenso internacional acerca de la necesidad de que el estatus de Jerusalén se decida en unas eventuales negociaciones de paz.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó en diciembre una resolución --con el apoyo de 128 de los 193 países de la ONU-- en la que insta a Estados Unidos a dar marcha atrás. La Organización para la Cooperación Islámica, por su parte, ha reconocido Jerusalén Este como capital palestina y ha animado a la comunidad internacional a seguir su ejemplo.

Abbas reiteró el domingo que el reinicio de las conversaciones de paz con Israel requiere la creación de un mecanismo a tal fin bajo los auspicios de Naciones Unidas, criticando nuevamente la decisión de Estados Unidos de trasladar a Jerusalén su Embajada en Israel.

Abbas explicó que esta decisión "ha convertido a Estados Unidos en una parte con un sesgo a favor de Israel, excluyéndose así como intermediario en el proceso de paz". "De este modo, (Estados Unidos) no podría proponer una solución de paz justa para Oriente Próximo", dijo.

El mandatario palestino afirmó el 14 de enero que Palestina "no aceptará lo que Estados Unidos quiere imponer", describiendo la decisión de Washington de reconocer Jerusalén como capital de Israel como "la bofetada del siglo".