Abbas muestra su disposición a conversar con Israel

 

Abbas muestra su disposición a conversar con Israel

Actualizado 14/11/2012 4:09:49 CET

JERUSALÉN, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha asegurado este martes que está dispuesto a reiniciar las negociaciones de paz con Israel el día siguiente a la votación en la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el reconocimiento de Palestina como Estado no miembro, lo que facilitaría su posterior adhesión a otras agencias e incluso al Tribunal Penal Internacional (TPI). La votación está prevista para el 29 de noviembre.

Durante una rueda de prensa concedida desde El Cairo, donde se encuentra realizando una visita diplomática, Abbas ha subrayado que la Autoridad Palestina continuará sus consultas con el Gobierno egipcio para coordinar y unir posiciones de cara a varios asuntos, entre ellos el reconocimiento de Palestina en la ONU.

Respecto al mismo, ha apuntado que, una vez que Palestina logre el estatus de "estado observador", en lugar de el de "entidad observadora" con el que cuenta en la actualidad, relanzará el proceso de conversaciones con Tel Aviv. Asimismo, ha recalcado que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) apoya la petición, a pesar de que el movimiento islamista se ha posicionado en contra de la misma por suponer un reconocimiento a Israel.

Asimismo, ha salido al paso de las críticas que ha recibido por sus afirmaciones sobre el derecho al retorno de los palestinos en las que, implícitamente, rechazó el mismo. En una entrevista concedida a una cadena de televisión israelí, el mandatario palestino dijo que Palestina está compuesta por Cisjordania y la Franja de Gaza y aseguró no querer regresar a la ciudad en la que nació, actualmente en Israel.

"Los refugiados que quieran regresar a sus casas han de poder hacerlo y se les ha de pagar una compensación a los que decidan no hacerlo bajo los principios del Derecho Internacional", ha argumentado, según ha informado la agencia oficial palestina, WAFA. "Hay más de cinco millones de refugiados palestinos en Cisjordania, Gaza, Siria, Jordania y Egipto. Se les ha de ofrecer una solución justa basada en la Iniciativa Árabe de Paz", ha añadido.

Responsables palestinos han afirmado que pueden contar con unos 115 votos a favor en la Asamblea General de Naciones Unidas, principalmente de países árabes, africanos, latinoamericanos y asiáticos, y que esperan unos 22 votos en contra, con Estados Unidos a la cabeza, así como 56 abstenciones. La Asamblea General está constituida por 193 estados.

Israel y Estados Unidos han criticado duramente la iniciativa palestina, argumentando que estos pasos unilaterales son una violación de los acuerdos de paz de Oslo de 1993. Aunque Tel Aviv cuenta con perder esta votación, confía en que al menos los principales países occidentales voten en contra o, en el peor de los casos, se abstengan.

Abbas intentó en 2011 que Palestina se integrase plenamente en Naciones Unidas, como Estado miembro de pleno derecho, lo que depende del Consejo de Seguridad. En la votación, Estados Unidos, firme aliado de Israel, ejecutó su derecho a veto, frustrando las expectativas palestinas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies