Abbas recalca que "la unidad palestina es prioritaria" y que sin ella no existirá un Estado palestino

El presidente palestino, Mahmud Abbas
MICHALIS KARAGIANNIS / REUTER
Publicado 06/10/2017 4:20:22CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha recalcado este jueves que "la unidad palestina es un objetivo prioritario", argumentando que sin ella no existirá un Estado palestino.

"La unidad nacional es un objetivo prioritario para nosotros y en el que tenemos una gran esperanza, ya que sin ella no habrá Estado palestino. Si Dios quiere, habrá unidad palestina y se establecerá el Estado palestino", ha dicho.

En sus declaraciones, recogidas por la agencia palestina de noticias WAFA, Abbas ha destacado el "importante encuentro" que celebrarán la semana que viene delegaciones de Al Fatá y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en la capital de Egipto, El Cairo.

Así, ha dicho que el mismo servirá "para sentar las bases y tratar detalles específicos sobre el traspaso del control (de la Franja de Gaza) y los siguientes pasos", resaltando que "ello requiere esfuerzos, trabajo duro y buenas intenciones".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, criticó el martes la iniciativa de reconciliación lanzada por las dos principales facciones palestinas, en la medida en que considera que el acercamiento de Al Fatá a Hamás es "a costa de la existencia" de Israel.

Netanyahu lanzó un mensaje "muy simple" a "quien quiera reconciliarse". "Reconoced el Estado de Israel, desmantelad el brazo armado de Hamás, cortar lazos con Irán, que pide nuestra destrucción", enumeró.

El discurso de Netanyahu coincidió con la reunión de los ministros de la Autoridad Palestina en la Franja de Gaza, por primera vez en tres años. La visita forma parte de un nuevo acercamiento entre Hamás y Al Fatá que permitiría avanzar en la creación de un gobierno de unidad y en la celebración de nuevas elecciones.

Tras ello, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, afirmó que "Israel y Estados Unidos deben reconocer el Estado palestino en las fronteras de 1967", una vez puesta en marcha la reconciliación política en Palestina.

"Algunos en Israel y Estados Unidos han pedido a Hamás que reconozca Israel. En lugar de ello, Israel y Estados Unidos deben reconocer el Estado de Palestina en las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital", recalcó.

TRASPASO DE PODERES EN GAZA

A pesar de que Hamás ha aceptado ceder sus responsabilidades administrativas al Gobierno de unidad --formado hace tres años-- su brazo armado, las Brigadas Izzeldin al Qassam, continúa siendo una fuerza dominante en la Franja.

Abbas declaró el lunes en la cadena de televisión egipcia CBC que sólo puede haber "un Estado, un régimen, una ley y un brazo armado" en la Franja de Gaza, haciendo referencia a su postura de que la seguridad en el enclave debería estar bajo el mando de la Autoridad Palestina.

En un intento de presionar a Hamás para que cediera su control sobre Gaza, Abbas paralizó los subsidios de electricidad al enclave en junio, una medida que ha provocado grandes cortes eléctricos en la Franja durante todo el verano. El presidente palestino también retuvo los salarios de casi todos los funcionarios del enclave.

"Todo tiene que estar en manos de la Autoridad Palestina, que debe ser la que controle los cruces fronterizos", aseguró Abbas. Tanto Israel como Egipto mantienen un bloqueo parcial sobre Gaza, alegando que es por motivos de seguridad.

Según varios acuerdos previos, más de 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad de Al Fatá deberían haber sido integrados de manera gradual en la Policía de Gaza, controlada por el Ministerio del Interior que lidera Hamdalá. El brazo armado de Hamás, de acuerdo con los expertos, cuenta con cerca de 25.000 hombres.

El primer ministro palestino, Rami Hamdalá, anunció el lunes la creación de varios comités para gestionar los asuntos principales relacionados con el traspaso de poderes por parte de Hamás, incluida la administración de los puestos fronterizos y la situación de los empleados de la Autoridad Palestina en Gaza.

Las facciones tienen aún que acordar una fecha para la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias, así como lograr un pacto sobre la situación de los entre 40.000 y 50.000 funcionarios contratados por Hamás desde 2007.

Cisjordania y la Franja de Gaza están separadas administrativamente desde 2007 debido a los enfrentamientos registrados tras la victoria de Hamás en los comicios celebrados en 2006. Desde entonces, la formación islamista controla la Franja, mientras que Al Fatá controla Cisjordania.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies